Accidentes caseros, 100% prevenibles


Por: JAIME BONILLA MEDINA –
jaboneme@hotmail.com –

Los accidentes en el hogar son la tercera causa de muerte en Colombia, y es el cuarto motivo de consulta más frecuente al servicio de urgencias. El sitio de la casa de mayor riesgo es la cocina, donde ocurren más de la mitad de los insucesos, le siguen los baños y los pisos húmedos. Los principales afectados son los menores de edad. De cada 10 accidentes de niños, ocho ocurren en casa siendo los más frecuentes: lesiones por caídas, por utensilios de cocina, quemaduras e intoxicaciones. Estos dos últimos y las piscinas, son las de más peligro para su integridad física.

En términos generales las causas más comunes son: golpes, con un 63,12 %; fracturas, 14,40 %; heridas, 9,54 %; intoxicaciones, 5,79 %; caídas, 3,83% y quemaduras, 3,32 %.
En forma relativa, las casas y apartamentos son espacios reducidos, de aquí que un adecuado control del riesgo disminuye prácticamente a cero, la vulnerabilidad. Enseguida daremos algunos consejos prácticos para tal fin.

La cocina debe ser un sitio vedado para los niños. Nunca deben estar solos ahí. Una compuerta de entrada es necesaria para evitar su acceso. La estufa o fogón debe instalarse a suficiente altura; ollas y sartenes bien tapados y sus mangos siempre hacia la parte interna.

Utensilios cortopunzantes (tenedores, cuchillos, tijeras, cortapapel, cuchillas de afeitar, pinzas, cristales, etc.) deben permanecer en su estuche, con la punta hacia adentro e inalcanzables para ellos.

Evitar servir o manipular alimentos, o agua para el baño, a temperaturas extremas.
Las conexiones eléctricas y de gas deben permanecer cubiertas y aseguradas en toda la casa. El planchado de ropa libre de pequeñines alrededor. Evite que jueguen con fósforos, encendedores, velas etc.

No use cera o lustrador para pisos y mantener estos secos. Utilice calzado de caucho para ducharse.

Asegure los tapetes o alfombras. Ponga pasamanos a las escaleras y barandas y protectores a balcones y ventanas, las cuales deben estar cerradas mientras no se pueda vigilar la presencia de los niños. Cubra la punta de los muebles y fije a la pared repisas y otros enseres pequeños.

Los chicos nunca deben quedar solos en piscinas, ríos, lagos o estanques.
No permita que jueguen, salten sobre sillas, camas o sitios elevados.
No deje químicos, desinfectantes para pisos, detergentes, alisadores para cabello, insecticidas, gasolina, líquidos inflamables al alcance de los niños. Estas sustancias deben estar en sitios altos y bajo llave.

No envase productos tóxicos (venenos, fumigantes, insecticidas, etc.) en botellas de alimentos, bebidas o jugos, para evitar equivocaciones e ingestas fatales.
Los medicamentos deben conservarse en su envoltura original y fuera del alcance de los niños.
Los globos inflables, semillas secas, canicas, lápices, fichas y pequeños objetos en la boca de un menor son causa de atoramientos o heridas.

El garaje puede ser otro sitio peligroso en el hogar, accidentalmente se puede atropellar al niño que no se ve, o el humo del vehículo intoxicar por el monóxido de carbono contenido.

No olvidar que los golpes con objetos contundentes pueden ser la consecuencia de maltrato físico, sobre todo cuando existe el antecedente de castigo, hay huella clara del objeto causante sobre la piel del agredido o no hay una historia coherente de las circunstancias cómo ocurrió el accidente.

La actitud desprevenida y exploradora del niño hace necesario estar muy atento con sus movimientos, con el fin de advertir a tiempo cualquier riesgo contra su integridad física.

¡Tu opinión es importante!