Avanzada de “toma a la ciudad de Popayán” de la campaña al senado de Eduardo José ”el mono “González Angulo llegó a la ciudadela la paz.

Sorprendidos se mostraron muchos habitantes de la ciudadela La Paz al norte de la ciudad con la llegada de más cincuenta jóvenes, entre hombres y mujeres, del Comando de Juventudes de la campaña al Senado por el Centro Democrático con el No 33, Eduardo José “el mono” González Angulo.
EN EL BARRIO la paz

Desde tempranas horas la brigada de las juventudes acompañados de perifoneo, con una demostración de fútbol a cargo de ex jugador profesional, Benigno Ríos Chicangana, recorrieron la mayoría de las calles, tocando puerta a puerta y entregando los folletos y volantes alusivos a la campaña del candidato al Senado, Eduardo José “el mono” González Angulo, quien viene presentando su nombre para llegar a un escañó del poder legislativo.
El ingeniero payanés y ahora candidato al Senado por el movimiento Centro Democrático con el No 33 en el tarjetón, presenta una hoja de vida intachable con experiencia en cargos a nivel local como secretario de Planeación y de Obras Públicas.

el ex jugador Benigno Ríos

El exfutbolista profesional Benigno Ríos, vinculado a la campaña al Senado de Eduardo José “el mono” González Angulo, con el No 33 del movimiento político, Centro Democrático.

A nivel del gobierno seccional se desempeñó como gerente de la Industria de Licores del Cauca, donde llevó unas excelentes relaciones con el sindicato, logrando para ellos hasta el desarrollo de un plan de vivienda, buscando mejorar la calidad de vida de muchos de ellos. Igual se desempeñó como subdirector de la Corporación Regional del Cauca, CRC.

Así mismo a nivel nacional ocupó el cargo de director general de la oficina de Prevención y Atención de Desastres en tres (3) periodos presidenciales, con el presidente Álvaro Uribe Vélez en su primer mandato y parte de la segunda vicepresidencia y con el presidente Andrés Pastrana.

La anterior hoja de vida y otra mayor información recibieron los habitantes de la ciudadela La Paz, Villa del Norte, conociendo más sobre el perfil humano y profesional del candidato al Senado, por el Centro Democrático con el No 33 en el Tarjetón, Eduardo José” el mono” González Angulo, quien se ha distinguido por su honestidad, compromiso con las gentes y transparencia en el ejercicio de los cargos públicos.

ARTISTA PAYANÈS ENTREGA OBRA TITULADA” LA ERMITA DEL MONO GONZÀLEZ” AL CANDIDATO AL SENADO, EDUARDO JOSÈ GONZÀLEZ ANGULO.

En un acto sencillo pero significativo en la vida del ingeniero civil y hoy candidato al Senado por el movimiento Centro Democrático, con el No 33 en el Tarjetón, Eduardo José “el mono” González Angulo, recibió de manos de los amigos, el pintor, Jesús Medardo Rebellòn Cortés y del líder social, Alfonso Ortiz, una pintura al óleo de la parroquia de la Ermita.

La obra con su respectiva Certificación de autenticidad de donación al futuro Senador, Eduardo José ”el mono” González Angulo, la hizo el artista autor, en reconocimiento a su inmensa labor y espíritu humano que fortalece día a día, el tejido social de la comunidad caucana, de igual forma como gesto de gratitud de sus amigos.

entrega de pintura La Ermita

En la gráfica: Pablo Erazo, coordinador de la campaña, Eduardo José “el mono” González Angulo, candidato al Senado por el CD, Jesús Medardo Rebellòn, pintor, autor de la obra y el líder social, Alfonso Ortiz.
En la creación de la obra se utilizó la técnica del Oleo al pincel sobre el lienzo de 90 cms X 60 cms.
Por su parte el candidato al Senado, Eduardo José “el mono” González Angulo, agradeció este gesto incondicional de amistad y expresó su admiración por la Ermita, lugar que lo vio crecer y que le trae gratos recuerdos de su infancia, sus padres y su familia.
La parroquia de La Ermita: es una de las más antiguas de la ciudad muy seguramente del siglo XVII (1612), aunque algunos aseguran que se construyó en 1585 para reemplazar a la primera iglesia que construyeron los fundadores. Construida de tapiales de tierra pisada. Al parecer la calle fue abierta cuando ya estaba construida la iglesia, quedando casi al frente y sobre la falda de una elevación que domina a la ciudad, denominada “Loma de Cartagena” hoy completamente urbanizada. Por su costado norte pasa la estrecha calle empedrada de Santa Catalina. La calle que le queda al frente, calle de la Ermita, es la única muestra que se dejó de la ciudad empedrada.
Hecho interesante es el que con los terremotos más fuertes que tuvo la ciudad en los siglos XVIII y XIX y principios del XX (1736-1817-1906) se mantuvo en pie, mientras la mayoría de las demás sufrieron graves daños o se vinieron a pique. Entre 1782 y 184 fue catedral, por hallarse la iglesia metropolitana en grave peligro de ruina, mientras se pasaban las funciones de La catedral a la iglesia de la Compañía.
A principios de este siglo se reformaron el techo y la fachada, especialmente la portada que mostraba la puerta flaqueada por dos pilas-tras, que fueron unidos con un frontispicio curvo que recibe la ventana. La espadaña se conservó igual, con esquema de arco de triunfo.
Lo más valioso de esta iglesia es el retablo barroco del altar mayor, de gran valor, coronado por las águilas triunfadoras de Austria, frecuentes en altares mayores de nuestra colonia artística.
El calvario de esta iglesia es admirable, con su imagen española del señor crucificado, una de las más antiguas imágenes de Popayán. El Jesús Nazareno imagen italiana y una de las más bellas de la ciudad. La Santa Rosalía de Palermo. La capilla lateral del sur es de este siglo, hecha por el maestro Luis Carlos Valencia Guevara, dedicada a Cristo Rey, inaugurada en 1937, deteriorada por el terremoto del 83.
De la Ermita sale la procesión dcl miércoles Santo. Con varios pasos de san Agustín y otros propios de la Ermita. Tradicionalmente ha sido entre las iglesias coloniales, la más pobre.
El terremoto del 31 de marzo de 1983 deterioro severamente los muros y techos de la Ermita, la espadaña quedo suelta y a punto de caer. Por fortuna las obras de talla de los retablos y las imágenes no se destruyeron.
Los payaneses conservamos por esta iglesia un especial afecto, por su posición, por la bellísima calle que la antecede, por su tradicional pobreza y porque constituye Un pequeño cofre que conserva toda una tradición del arte colonial.

¡Tu opinión es importante!