Capturados dos presuntos responsables del secuestro y posterior asesinato de una ciudadana payanesa.

Capturados presuntos homicida
La Policía Metropolitana de Popayán, capturó a Rodrigo Moreno Moreno y a Juanito Viveros Burbano, presuntos responsables del secuestro, y de la posterior muerte en cautiverio de la ciudadana Luz Mila Ordóñez de Fernández, de 65 años de edad.
Esta respuesta institucional frente a este hecho delictivo se dio gracias al trabajo investigativo adelantado por integrantes del grupo Gaula de nuestra institución, quienes bajo la coordinación de la Fiscalía General de la Nación, lograron establecer las identidades de estos tres sujetos como los probables responsables intelectuales y materiales del hecho.
Así las cosas, los funcionarios judiciales empezaron las investigaciones a partir de la oportuna denuncia de los familiares y de la información entregada por fuente humana, quien indicó que los hoy capturados fueron las personas que al parecer participaron en el rapto de esta ciudadana, el pasado 6 de diciembre de 2014 y por cuya liberación exigían la suma de 1.500 millones de pesos.
Continuando con las labores de indagación técnica, así como de seguimiento y de entrevista a la fuente humana, se dio con el lugar donde la señora Luz Mila Ordóñez de Fernández fue asesinada y enterrada así como el sitio donde permanecían los presuntos responsables. A partir de esto, se ejecutó el correspondiente operativo para hacer efectivas las órdenes de captura avaladas por un operador judicial.
De esta forma, los integrantes del Gaula llegaron hasta una calle del barrio Villa Paula, y después de ubicar a los sujetos, procedieron a leerle los motivos de su aprehensión para luego trasladarlos a las instalaciones de la URI.
Hay que decir que estos dos presuntos sujetos se les imputaron los delitos de secuestro extorsivo agravado y homicidio ante un juez de control de garantías de Popayán, demostrando que la Policía Nacional está en toda la capacidad técnica y humana para hacer comparecer ante la justicia aquellas personas que atentan contra la seguridad y la convivencia ciudadana.
Dichas sujetos quedaron con medida de aseguramiento intramural y afrontaran el juicio correspondiente