Cauca, undécimo en el Índice Departamental de Innovación de Colombia (IDIC).

El Departamento Nacional de Planeación (DNP) lanza la primera versión de este ranking, que mide a 24 departamentos más Bogotá, y se convierte en una nueva herramienta para evaluar las capacidades y condiciones de los departamentos del país en innovación.

· Los resultados indican que Bogotá D.C. se ubica como la región con mejor desempeño, con un puntaje de 66,96, y le sigue Antioquia con 55,09. Ambas están en el escalafón alto. Cauca ocupa la casilla 11 con 34,53 en el grupo medio, casi igual al promedio nacional de las 25 regiones, que es 34,52.

– Con un puntaje de 34,53 sobre 100, Cauca ocupa el undécimo lugar del primer Índice Departamental de Innovación de Colombia (IDIC), una nueva herramienta para medir las capacidades y condiciones de los departamentos del país en este tema y lanzado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP). Bogotá, con un puntaje de 66,96, fue el primero, seguido de Antioquia, con 55,09, mientras que el promedio nacional de las 25 regiones fue de 34,52.

En un tercer escalón de siete departamentos, ubicados en el grupo medio, Cauca aparece en el undécimo lugar, por detrás de Quindío (35,32) y Bolívar (34,66), pero ganándole la posición a Boyacá (32,63), Casanare (32,20), Tolima (31,69) y Meta (30,76).
El informe indica que el mejor desempeño de Cauca está en el pilar “sofisticación de negocios”, en el que resaltan como principales fortalezas la proporción de empresas que ofrecen capacitación formal para innovar y que cooperan con organizaciones internacionales. También es importante destacar las facilidades para el pago de impuestos y la diversificación de los mercados de destino de las exportaciones.

En cuanto a resultados, los logros más relevantes, según el IDIC, se observan en el pilar “Producción de conocimiento y tecnología”, siendo el primero en el país en el porcentaje de empresas innovadoras en el sentido estricto y amplio. Sin embargo, es importante fortalecer temas relacionados con la calidad de la educación, por ejemplo la elevada relación alumno-profesor en educación secundaria y media, las condiciones de infraestructura en particular en aspectos como los servicios gubernamentales en línea, la participación de la ciudadana a través de las TIC y la inversión pública en capital fijo.

Otros aspectos débiles de Cauca son el bajo nivel de empleo intensivo en conocimiento (años de escolaridad de la población ocupada), el número de solicitudes de patentes por millón de habitantes y la tasa de natalidad empresarial neta por cada 10.000 habitantes.

Cauca y el grupo medio

Cauca aparece en el grupo medio, junto a Quindío, Bolívar, Cauca, Boyacá, Casanare, Tolima y Meta.

Este grupo de departamentos posee un PIB total de 140 billones de pesos (18,5 % del total nacional). La generación de riqueza está soportada en gran medida por las actividades primarias como la agricultura y la minería (48,3 % del total nacional) y de servicios. Por su parte la industria solo representa el 10 % de la estructura económica del grupo.

El PIB per cápita de estos territorios ronda los 17,5 millones de pesos (superior al grupo medio alto, donde están Santander, Cundinamarca, Caldas, Risaralda, Valle y Atlántico), pero al mismo tiempo mantienen bajos niveles de productividad laboral una vez son descontadas las actividades de minas y energía (cae de 39,2 millones a 25,8 millones de pesos). En este caso, la mayor diferencia se observa en el Meta, que cae de 93,9 millones a 30,1 millones de pesos. Finalmente, en “competitividad y pobreza” el grupo presenta un desempeño intermedio.

A nivel nacional

El Índice Departamental de Innovación para Colombia (IDIC) es una adaptación de la metodología del Índice Global de Innovación (Global Innovation Index, en inglés), una publicación anual que clasifica a los países en términos de su entorno y resultados en innovación, a la realidad colombiana para medir los departamentos del país. En la medición del Índice Global de Innovación de 2016 Colombia ocupó la posición 63 entre 141 economías, con un ascenso de cuatro puestos respecto del 2015.
Durante más de un año y a través de un trabajo técnico y riguroso, el DNP, en equipo con el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología y la consultora C230, desarrolló este primer gran ranking departamental de innovación del 2015, con el objetivo deidentificar fortalezas y oportunidades de los distintos territorios. La medición incluye 24 de los 32 departamentos del país, más Bogotá.

“Así, el país se convierte en el segundo en América Latina, después de México, en adaptar la metodología del Índice Global de Innovación para entender mejor sus diferencias a nivel territorial en términos de innovación. Esto, en un esfuerzo por implementar las mejores prácticas internacionales y brindar herramientas de diagnóstico que permitan avanzar a alcaldes, gobernadores y al gobierno nacional, en el diseño e implementación de políticas públicas con base en evidencia”, explica Simón Gaviria Muñoz, director del DNP.

El IDIC, al igual que el Índice Global de Innovación, está conformado por siete pilares, de los cuales cinco son de “insumos”: instituciones, capital humano e investigación, infraestructura, sofisticación de mercados y sofisticación de negocios; y dos son de “resultados”: producción de conocimiento y tecnología, y producción creativa.

“El índice está construido a partir de 72 indicadores y 152 variables, y sus siete pilares miden a los departamentos con calificaciones de 0 a 100, donde 100 es el puntaje más alto. Un puntaje alto en el índice representa una mayor capacidad de respuesta a los retos de innovación respecto de otros departamentos, lo que significa que, a mayores diferencias entre departamentos, mayores son los obstáculos y desafíos a superar. En su primera versión, el IDIC se calculó para 24 departamentos y Bogotá D.C., quienes en conjunto representan el 98,3% del Producto Interno Bruto nacional y el 97,5% de la población del país”, aclara Luis Fernando Mejía, subdirector sectorial del DNP.

Los departamentos de Amazonas, Arauca, Chocó, Vichada, Vaupés, Guaviare, Guainía, y San Andrés y Providencia, no fueron incluidos debido a que no contaban con información necesaria para ser incluidos en esta primera entrega.

El IDIC, además del índice general, produce tres indicadores centrales por departamento: “insumos”, “resultados” y “eficiencia”. Permite captar los componentes que generan o resultan de la innovación (“insumos” y “resultados”), así como la capacidad para traducir efectivamente insumos en resultados (“eficiencia”), de una manera cuantificable y comparable. Es una evaluación comparativa de las capacidades y condiciones para la innovación entre los departamentos del país.

Los resultados:

Bogotá D.C. tiene el mejor desempeño de la muestra, con un puntaje de 66,96, y le sigue Antioquia con 55,09. Estos territorios tienen desempeños superiores en capital humano e investigación, infraestructura, mercados y negocios sofisticados. También presentan altos niveles de producción en conocimiento, tecnología y productos creativos.

Con un nivel medio alto de desempeño se encuentran Santander (46,40), Cundinamarca (45,70), Caldas (42,63), Risaralda (42,14), Valle del Cauca (40,97) y Atlántico (40,50). Estos departamentos superan al nivel medio en todos los pilares, especialmente en mercados y negocios sofisticados, así como en producción de conocimiento, tecnología y productos creativos. Los 17 departamentos restantes se ubican entre 35,32 (Quindío) y 16,66 (Putumayo).

Los dos líderes:

El grupo Alto, conformado por Bogotá, D. C. y el departamento de Antioquía, se caracteriza por tener la más amplia participación en el PIB nacional (290,1 billones, 38,4 % del total) como resultado de su dinamismo en los sectores manufactureros y de servicios, con especial importancia de este último sector.

Cuenta con una población total de 14,2 millones de habitantes, su PIB per cápita es el más elevado del país con 20,5 millones de pesos y su productividad laboral —sin minas y energía— es la más elevada de los grupos con 35,6 millones de pesos. En cuanto a competitividad, el grupo presenta el mejor desempeño, así como el menor nivel pobreza monetaria.

El caso de Bogotá:
Tiene el más alto desempeño en índice de innovación, tanto en lo que respecta a los pilares de insumos —superado solo en el pilar “Instituciones”— como en los dos pilares que conforman el Subíndice de Resultados. Adicionalmente, es el único de la muestra que tiene una razón de eficiencia superior a uno —1,12—, lo que sugiere que el retorno en términos de resultados es mayor que los insumos utilizados para hacer del territorio un entorno innovador.
Sin embargo, Bogotá aún presenta espacios de mejora en aspectos como la generación de energía eléctrica a través de diferentes fuentes —no solo hidroeléctrica—, el porcentaje de empresas que obtienen certificaciones ambientales —ISO 14001— y la proporción de empresas que logran innovar en sentido amplio —es decir, para la empresa y el mercado nacional—.

Algunas comparaciones:

Bogotá vs. Putumayo

Bogotá D.C., que es primero en la clasificación, refleja el compromiso de gobierno, sector privado y academia por generar un entorno que facilite la innovación. Esto se evidencia en su liderazgo nacional en el índice general, el subíndice de eficiencia y en la mayoría de los pilares. Por su parte, Putumayo es el departamento con el desempeño más bajo. Sus debilidades se encuentran en los pilares de instituciones, capital humano e investigación y producción creativa, en los que ocupa el último lugar a nivel nacional.

Santander vs. Atlántico

Santander y Atlántico son los departamentos de mayor y menor desempeño del grupo “medio alto”. Atlántico destaca en los pilares de sofisticación de mercados y sofisticación de negocios, ocupando la tercera posición. En particular, sobresale en aspectos como el acceso a crédito doméstico (porcentaje del PIB), la inversión privada en capital fijo en la industria (el mejor a nivel nacional), y la capacidad exportadora, tanto en términos de diversificación de los mercados de destino como de la canasta exportadora (segundo a nivel nacional). Sus mayores obstáculos se encuentran en traducir sus buenas condiciones (insumos) en resultados, ocupando la décima posición a 20 puntos de Santander.

Santander, por su parte, a pesar de tener una calificación inferior en insumos que Atlántico, es un departamento que sobresale por su buena capacidad de convertir esas condiciones en resultados eficientes, impulsado por la producción de medios digitales y el dinamismo logrado en emprendimiento digital (primero a nivel nacional). Las diferencias en los entornos innovadores de estos departamentos se marcan en el indicador de eficiencia del IDIC: mientras Santander presenta una relación de eficiencia de 0.88, Atlántico obtiene 0.46.
Los 25 departamentos*

medicion-innovacion-dnp

(*) En promedio de consolidación de información: Amazonas, Arauca, Chocó, Vichada, Vaupés, Guaviare, Guainía y San Andrés y Providencia
grupo

¡Tu opinión es importante!