Crónica de un Nobel alternativo


Por: JAIME BONILLA MEDINA –
jaboneme@hotmail.com –

Iván Velásquez Gómez es un destacado diplomático y abogado colombiano nacido en Medellín (1955), egresado de la Universidad de Antioquia, con una ejemplar hoja de vida. Fue Procurador de Antioquia (1991-94) desde donde enfrentó al capo Pablo Escobar, padeciendo el amedrentamiento de sus gatilleros al denunciar el lujoso emporio construido en la cárcel llamada La Catedral. Igualmente, adelantó investigaciones por tortura, ajusticiamientos ilegales y otros atropellos contra la población civil, de parte de la fuerza pública. Consolidó la Oficina y el Comité Interinstitucional de Derechos Humanos (DH) Departamentales.
En 1996 fue nombrado magistrado auxiliar del Consejo de Estado, hasta 1997 cuando pasa a ser Director Regional de Fiscalías en Medellín (1997-99). Emprendió una lucha frontal contra los grupos de autodefensas permitiendo conocer los millonarios fondos ilegales que estos manejaban en Antioquia y Córdoba.

Fue vinculado a la Corte Suprema como magistrado auxiliar (2000-2012). Coordinó la Comisión de Apoyo Investigativo de la Sala Penal, encargada de destapar el listado de varios congresistas electos gracias a crímenes de lesa humanidad ejecutados por grupos paramilitares (caso de la Parapolítica). Hasta el momento, se ha producido la condena de aproximadamente 50 parlamentarios. Una decena más se encuentran en juicio y más de 130 vinculados a la “narcopolítica”. Todo este trabajo le valió el epíteto de “magistrado estrella”.

En medio de este escándalo, saltó el nombre de Mario de Jesús Uribe Escobar, senador y primo del expresidente Álvaro Uribe, condenado por concierto para delinquir agravado y parapolítica. Además, las pesquisas que inició sobre las masacres de La Granja, El Aro y el asesinato de Jesús María Valle, defensor de DH, terminarían, años después, involucrando al expresidente, a su hermano Santiago Uribe Vélez y al grupo paramilitar “Los Doce Apóstoles”.

Quizá, el episodio determinante en la vida del Dr. Velásquez sucedió cuando fue acusado por el entonces presidente Uribe de estar presionando pruebas en su contra (2007). El paramilitar José Orlando Moncada, alias Tasmania, lo culpó de haberle ofrecido beneficios jurídicos a cambio de tramar un complot en contra del mandatario paisa. Indagaciones posteriores concluyeron que la situación era todo lo contrario, saliendo limpio y fortalecido de la encerrona. El único responsable de este delito, aún permanece en prisión: el abogado Sergio González Mejía. ¿Hubo otros autores intelectuales? Caso engavetado.

Velásquez fue víctima de las chuzadas ilegales del DAS, y hasta se le investigó disciplinariamente por haber sacado copias de expedientes paramilitares de la Corte Suprema. Es desvinculado de esta sala (2012) pese a la exitosa labor, quedando a la deriva. Aparecen entonces serias amenazas contra su vida y la de su familia, que lo obligaron a abandonar el país.

Incansable e inquieto, encuentra receptibilidad en las Naciones Unidas (2013) y es designado como Presidente de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Junto a la fiscal general Thelma Aldana, lideraron la investigación de un caso de defraudación aduanera, que llegó hasta la vicepresidenta Roxana Baldeti y el presidente Otto Pérez Molina, quien renunció al cargo y terminó encarcelado.

Velásquez siguió trabajando. En medio de sus averiguaciones, tocó al actual presidente Jimmy Morales, a su hijo y un hermano, estos últimos presos por lavado de dinero, fraude y financiación ilícita de campaña electoral. Un año después fue declarado persona no grata y expulsado del país. Sin embargo, un tribunal guatemalteco frenó esa decisión y el pueblo respaldó su actividad depuradora, lanzándose a las calles.

En medio de la crisis, es galardonado con el Nobel Alternativo (sin valor económico) por parte de la Fundación Right Livelihood debido a su “innovador trabajo al exponer el abuso de poder y enjuiciar la corrupción, reconstruyendo así la confianza de las personas en las instituciones públicas”.
Una popular frase de su favoritismo, lo dice todo: “Hazlo, y si sientes miedo, hazlo con miedo”.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión del Magazín CNC.

¡Tu opinión es importante!