Del comportamiento electoral


Por: CARLOS E. CAÑAR SARRIA –
carlosecanar@hotmail.com

-Ya está conformado el nuevo Congreso que como estaba anunciado no quedó tan nuevo.
Del comportamiento electoral colombiano se puede afirmar que en no pocas regiones las maquinarias políticas hicieron lo suyo, como se vio en las redes sociales-hubo compraventa de votos de manera descarada. Tamales, lechona también repartieron a diestra y siniestra. La amenaza del castrochavismo y el temor de perder los subsidios de Familias en Acción, influyeron notablemente en los resultados electorales.

La contienda electoral del domingo pasado, como es natural, tuvo perdedores y ganadores; entre estos últimos están Duque del Centro Democrático en representación del ex presidente Uribe y de la derecha y, Petro que enarbola el proyecto de Colombia Humana en representación de una importante ala de la izquierda democrática; resulta meritoria la votación de Petro sin alianzas y con una izquierda dividida, logró, a pesar de los pronósticos desfavorables, meter al Congreso 4 senadores. Ahora falta ver las inevitables alianzas en la lucha definitiva camino a la presidencia de la República. Todo es incierto porque nadie la tiene fácil, menos en un pais como el nuestro que actúa por las coyunturas del momento.

Ya sabemos gracias a quién Duque sacó los votos y ahora sus contendores de la consulta se unen con candidata a la vice presidencia a bordo, Marta Lucía Ramírez, una de las cartas más representativas del Partido Conservador.

A Uribe y Vargas Lleras les fue bien pero no arrasaron, hay que esperar las coaliciones y alianzas que permitan rediseñar el espectro político para las presidenciales de mayo, que como van las cosas, habrá segunda vuelta.

El Partido Liberal aseguró 49 congresistas, el senador Luis Fernando Velasco sacó la séptima votación de su partido con 74.265 votos. Un caucano que logra llegar por primera vez al Congreso es Temístocles Ortega de Cambio Radical con cerca de 64.592 votos. Ortega logra este triunfo en medio de escándalos de corrupción en la pasada administración departamental. Al respecto el presidente de esa colectividad, Jorge Enrique Vélez, señaló que las investigaciones contra Ortega van por buen camino y por lo tanto no le impedirán cumplir sus funciones en el Congreso.
En el Cauca dos Representantes a la Cámara , logran conservar su curul, Carlos julio Bonilla y Crisanto Pisso del Partido Liberal; por la U repite Jhon Jairo Cárdenas y va por primera vez al Congreso, el empresario, Felipe Muñoz.
En este departamento, la consulta interpartidista la ganó Gustavo Petro con 121.201 votos, superando a Duque que alcanzó 40.882 votos.

De otro lado, vale destacar que al Representante a la Cámara, Oscar Ospina, quien ha ejercido un buen papel en el Congreso, sus votos no le alcanzaron para ir al Senado; sin embargo, en las redes sociales anunció seguir trabajando por los intereses del Cauca.

Habrá mucha tela de donde cortar sobre los resultados de las elecciones legislativas, lo mismo sobre el proceso electoral rumbo a la presidencia de la República, pues así algunos piensen lo contrario, ningún aspirante la tiene clara. Los temores de seguridad a los candidatos aún se mantienen, las alianzas dudosas también; lo mismo, patologías de la democracia como el clientelismo, la corrupción, la compraventa de votos, son lunares que siguen incomodando a los colombianos de bien.

La manipulación del electorado es algo que se hace evidente, la desconfianza mutua también. Las empresas encuestadoras con sus estadísticas permiten tomarle el pulso a los procesos electorales, pero no obstante se equivocan.

En política nada está definido hasta el dia de la jornada electoral. La Registraduría debe corregir fallas como la carencia de tarjetones para la consulta, lo cual demostró fallas logísticas en el proceso electoral; eso fe sacar fotocopias de unos tarjetones para poder votar, no sólo es una actitud de mal gusto, sino que también pone en entredicho la seriedad de una jornada electoral de importantes repercusiones. En caso de ser ciertas las versiones en el sentido de que algunos jurados escondieron las tarjetas de las consultas, se espera las investigaciones y las sanciones respectivas.

Sólo falta tener fe para que el proceso de elección presidencial se desarrolle y termine en paz para que no se repitan épocas aciagas de nuestra reciente historia republicana. El Estado debe ser garante de este proceso. Las única salida racional que tenemos los colombianos para enfrentar todos nuestros males es la democracia auténtica y verdadera.

De otro lado, hay que desarraigar los temores de que esté en riesgo el régimen político democrático y el sistema económico capitalista. Quien sea que gane la presidencia no podrá salir de este esquema.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión del Magazín CNC.

¡Tu opinión es importante!