Ejército propina contundente golpe al sexto frente de las Farc

decomisan armamento

www.Magazincnc.com

Gracias a la ofensiva militar desplegada después de la incursión terrorista al casco urbano del municipio de Inza en el departamento del Cauca, tropas del Comando Conjunto del Suroccidente, lograron frustrar una nueva acción terroristas por parte de un reducto del sexto frente de las Farc en el área general de la vereda Buena Vista del corregimiento de Tacueyo.
Soldados de la Brigada Móvil Nº14 adscrita a la Fuerza de Tarea Apolo lograron neutralizar los planes terroristas que se tenía contra las tropas y la población civil de la región. Todo inicio con el lanzamiento indiscriminado de artefactos explosivos improvisados, ráfagas de fusil y ametralladoras.
La ofensiva de los soldados, permitió que en el marco de esta acción se diera muerte en desarrollo de operaciones militares a varios terroristas del sexto frente de las Farc, debido a que los bandidos, como es costumbre procedieron a llevarse los narcoterroristas abatidos en el combate, el Ejército logró recuperar un cuerpo con su respectivo armamento y chaleco multipropósito, el cual fue evacuado de la zona por el personal competente para su respectiva identificación.
Otros resultados obtenidos por el Ejército Nacional en el suroccidente del país permiten la captura de alias ‘Federico o mano leche’ miembro del frente urbano Manuel Cepeda Vargas de la organización narcoterrorista Farc, así como la incautación de armamento y dos vehículos cargados con explosivos.
Este hecho se presenta en zona rural del municipio de Jamundí en el Valle del Cauca. En ese lugar soldados que se encontraban adelantando una operación ofensiva en contra de las estructuras que delinquen en el sector sostienen combates con un grupo de narcoterroristas quienes en el desarrollo de los enfrentamientos asesinan al Soldado Profesional Juan Carlos Ramírez Sanabria.
Producto de lo anterior, se produce la captura de alias ‘Federico o mano leche’, cabecilla de escuadra del frente urbano Manuel Cepeda Vargas con nueve años en esta organización y quien tenía en su poder un fusil Galil calibre 5.56, 4 proveedores y munición para el mismo. Este individuo recibe su alias por la particularidad de tener seis dedos en una de sus manos.
De igual forma se incautaron dos camionetas cargadas cada una con 11 artefactos explosivos improvisados compuestos por 5 tatucos y 6 dispositivos artesanales conocidos como ‘balón bomba’, así mismo se halló un mortero hechizo que sería utilizado para disparar estos artefactos y atentar contra la población civil y la fuerza pública.
Finalmente, se logró el desmantelamiento de una fábrica de artefactos explosivos artesanales, en la vereda la Calera en el municipio de Miranda. En este sitio se producían explosivos tipo tatuco, que al parecer serían utilizados de forma indiscriminada en los municipios de Miranda en el Cauca y Pradera y Florida en el Valle del Cauca.