El alto al fuego de las guerrillas agito la campaña presidencial en Colombia.

debates presidenciales

Foto EFE

Magazin cnc – El anuncio de un alto el fuego unilateral por las guerrillas de las FARC y del ELN agitó ayer la campaña electoral colombiana y suscitó las más diversas reacciones de los candidatos a la Presidencia a nueve días de unas elecciones cada vez más disputadas.

El cese el fuego estará vigente entre el 20 y el 28 de mayo para no interferir en la primera vuelta de los elecciones, una situación que los colombianos no recuerdan haber vivido en las últimas décadas en las cuales los presidentes han sido elegidos en medio de la violencia del conflicto armado.

El anuncio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), hecho en La Habana, sede de las negociaciones de paz de la primera guerrilla con el Gobierno, dividió a los candidatos presidenciales entre los que lo valoraron positivamente y los que creen que se trata de una jugada de los rebeldes.

El más crítico fue Óscar Iván Zuluaga, candidato del movimiento uribista Centro Democrático, quien aseguró en un debate con otros candidatos en Bogotá que “lo que necesita el país son hechos reales para avanzar en una paz negociada, no algo por estrategia política”.

Zuluaga, que está técnicamente empatado con el presidente-candidato, Juan Manuel Santos, en el primer lugar de las encuestas de intención de voto, aseguró que la seguridad de las elecciones no puede depender de las FARC o del ELN sino de las Fuerzas Militares que “han dado y darán todas las garantías para el proceso electoral”.

“Estoy dispuesto a buscar la paz negociada, pero con un cese de toda acción criminal”, afirmó Zuluaga sobre su actuación en caso de ser elegido presidente.

La candidata del Partido Conservador, Marta Lucía Ramírez, de la misma línea ideológica que Zuluaga, consideró que el anuncio de los dos grupos guerrilleros es “una tregua absolutamente oportunista y politiquera”.

“Felicitaría esta iniciativa si es una tregua definitiva y unilateral que decretarán esos dos grupos y sobre todo, si hubiera el compromiso de no seguir reclutando niños”, afirmó.

Como un “gesto positivo” lo calificó el candidato de la Alianza Verde, Enrique Peñalosa, quien aseguró que con el cese el fuego unilateral, las FARC y el ELN “demostrarían que tienen un mínimo interés en buscar apoyo en la población colombiana”.

Según el comunicado leído en La Habana por el negociador de las FARC “Pablo Catatumbo”, alias de Jorge Torres Victoria, ambas guerrillas han adoptado este cese el fuego ante el “clamor nacional” de los colombianos para que el clima político electoral “se caracterice por la mayor ausencia de perturbación”.

Los rebeldes recordaron al Gobierno colombiano “la necesidad de convenir un cese del fuego bilateral que encauce las conversaciones de paz hacia una efectiva y pronta reconciliación entre los colombianos”.

Al respecto, Peñalosa afirmó que las Fuerzas Armadas y la Policía “deben combatir a las guerrillas para derrotarlas militarmente, como si no existieran acuerdos en La Habana”.

Tanto Zuluaga como Peñalosa recordaron que el anuncio del cese el fuego se produce un día después de que se conociera que dos menores de 12 y 13 años de edad murieron en una zona rural de Tumaco, una ciudad portuaria sobre el Pacífico, al ser impactados por un explosivo que lanzaron contra unas instalaciones de la Policía.

Este ataque, que según las autoridades fue ordenado por las FARC, causó además heridas a ocho policías.

Con más entusiasmo reaccionó Clara López, candidata de la alianza de izquierdas formada por el Polo Democrático Alternativo (PDA) y la Unión Patriótica (UP), quien incluso pidió a la fuerza pública que también declare un cese el fuego como ha venido reclamando.

“Este cese unilateral al fuego, por lo menos en ocho días, permite algo de tranquilidad en el proceso de elecciones y esperemos que haya reciprocidad por parte de la Fuerza Pública”, manifestó.

El presidente Juan Manuel Santos no se ha expresado sobre el tema, pero el nuevo jefe de la campaña oficialista, el expresidente César Gaviria, destacó que este cese el fuego es simplemente “un derecho de los colombianos”.

“No creo que sea una concesión de los señores de las FARC, los colombianos tenemos derecho a votar serenamente y no en medio de las balas”, dijo Gaviria

Falta por ver cuál será el impacto que el cese el fuego guerrillero tendrá en el comportamiento del electorado colombiano el 25 de mayo. EFE