El drama de don Aquileo Riascos, un hombre abandonado por su familia y la sociedad.

salud municipal

www.Magazincnc.com

Don Aquileo Riascos Rodríguez vive hace siete años en el sector del Porvenir, municipio de Santander de Quilichao, durante su juventud trabajó duro para comprarle una casa a su señora madre para que tuviera una vejez digna, con el paso de los años, mientras la vida le daba experiencia y sabiduría, los años le iban deteriorando sus fuerzas y su salud.
atecion  don Atilio
Hoy pese a encontrarse afiliado al régimen subsidiado con la EPS Emssanar y estar recibiendo el subsidio del adulto mayor, vive en una terrible soledad, agobiado por múltiples enfermedades que le han causado la perdida de la movilidad en sus extremidades inferiores y la indiferencia de sus familiares que lo han dejado a la misericordia de Dios, y a la buena voluntad de Bertha una de sus hijas que pese a sus escasos recursos trata de aliviar el dolor y brindarle un poco de compañía a don Aquileo.
A sus 76 años, sufre de hipertensión, dificultad respiratoria y pérdida de la movilidad y pese a tener tres hijas y una hermana que se llama Ledinia Riascos Gutiérrez que vive en la casa que Aquileo le construyo a su señora madre, don aquileo pasa sus últimos años de vida ante la indiferencia de ellos, es por esto que tanto el doctor Henry Terranova Romero, secretario de salud municipal y el mismo don aquileo le piden a sus familiares que recapaciten y sean piadosos con el prójimo.
secretaria de salud muncipal
El ingeniero Luis Eduardo Grijalba Muñoz, alcalde de Santander de Quilichao y el doctor Henry Terranova Romero, secretario de Salud municipal le realizaron una intervención al señor Aquileo Riascos Rodríguez con la colaboración del personal del Centro de Vida y Bienestar Municipal “Patricia Jiménez”, donde le cambiaron los tendidos de cama, le realizaron aseo personal y le están suministrando alimentos y los medicamentos prescritos por la su EPS, además iniciaron los trámites ante la EPS Emssanar para que le ofrezca una atención integral al paciente en su propia casa, esta obra social se viene realizando hace tres días.
El odontólogo Henry terranova Romero, secretario de salud municipal continua en la búsqueda de los familiares para que le llenen de esperanza la vida de don Aquileo y lo acojan en el seno de un hogar y no en el Centro de Vida y Bienestar Municipal “Patricia Jiménez”, como lo solicito su hija Bertha hace algunas semanas en la Secretaria de Salud.
Es triste que estas situaciones se presenten en Colombia, es para tener en cuenta que el acogimiento Familiar, permite tener una vida normal, garantiza el desarrollo integral como persona, evitando su estancia en ancianatos, a la vez que mantienen la vinculación con su familia biológica. En definitiva, hablamos de ofrecer nuestro hogar y cariño nuestros familiares que lo necesitan.