El gas natural vehicular, la apuesta de GdO, Gases de Occidente para el 2017.

• Dinámica del sector del gas natural vehicular en el Valle del Cauca en los últimos tres años.
• Experiencias exitosas de sistemas de transporte masivo a gas natural.
• El medio ambiente y la calidad auditiva con resultados positivos por el uso de GNV.

bus-a-gas-natural

El mercado de gas natural vehicular en el Valle del Cauca es uno de los más dinámicos del país. En los últimos tres años se han presentado 5.450 conversiones por año y en promedio un consumo, 119 millones m3 año.

A estos indicadores se suma el primer modelo de transporte masivo a gas natural que funciona en Palmira desde el año 2015 y gracias al cual hoy se movilizan diariamente más de 5.000 pasajeros, además de proyectos regionales en flotas empresariales, montacargas, buses, busetas y microbuses, entre otros, que utilizan el gas natural para movilizar sus vehículos.

El Caso de Tupal en Palmira ha representado una reducción y un salto de calidad en materia de contaminación auditiva y ambiental. Los 37 buses que funcionan hoy, con rendimientos eficientes más allá de los esperados, han demostrado que el gas natural es un combustible ideal para los sistemas de transporte masivo, permitiendo al transeúnte cotidiano disfrutar de espacios urbanos más tranquilos y limpios.

Para Arturo Gutiérrez de Piñeres “el menor costo del combustible, así como el impacto positivo al medio ambiente, la exención del IVA en la inversión y la garantía en el suministro del combustible son la fórmula ideal para garantizar una operación sostenible para un sistema como el de Cali, así como ocurre en ciudades como Palmira, Cartagena, Lima y Barcelona, donde los sistemas de transporte masivo funcionan con gas natural”.

Además de que el GNV es el combustible fósil más limpio en el mercado, su cadena de producción es en total menos contaminante que la de cualquier otro combustible utilizado para movilizar vehículos pesados de pasajeros.

Incentivos para el gas natural vehicular

Este dinamismo del sector se vio apalancado en los años 2015 y 2016, con recursos por $41.000 millones para incentivar el uso del gas natural vehicular, en una alianza con Ecopetrol.

De estos recursos, $20.500 millones se destinaron a la conversión de vehículos de uso particular y público, a través de un bono de descuento promedio de $1.400.000 por vehículo, y se dispone de $15 mil millones como incentivo para viabilizar proyectos de vehículos de fábrica con motores a gas natural (carga pesada, buses, camiones y tractomulas).

El acuerdo con Ecopetrol para incentivar las conversiones se renovó hasta 2018 garantizando la continuidad de este beneficio para la región.

“Al incentivar el uso del gas natural vehicular no sólo estamos contribuyendo a la competitividad de la región; a la generación de empleo, con más de 1.300 puestos de trabajo en estaciones de servicio y talleres; a la economía de los más de 43.000 usuarios que cuentan con vehículos a gas natural a febrero de 2017, sino a generar un menor impacto ambiental en la región”, afirma Arturo Gutiérrez de Piñeres, Gerente General de GdO, Gases de Occidente.

Para el 2017, GdO implementará diferentes estrategias a través de la campaña El Lado GNV para beneficiar a los más de 26.000 transportadores de servicio público que operan en el Valle del Cauca, con capacitaciones, en convenio con el SENA y la Secretaría de Movilidad. Quienes hagan parte de este programa recibirán incentivos como el pago de los días de trabajo del fin de semana, para compartir en familia.

Se desarrollará el Programa de Gestión Técnica para acompañar a los talleres en las mejores prácticas para garantizar la calidad de las conversiones realizadas y el adecuado mantenimiento de los vehículos que ya se encuentran rodando con gas natural.

Además, GdO, Gases de Occidente, ha abierto la posibilidad de financiar las conversiones a gas natural a través de Brilla, brindando mayores alternativas al usuario.

Todo lo anterior, busca generar un consumo de 115 millones de metros cúbicos y 4.976 conversiones este año.

Impacto positiva del gas natural en el medio ambiente

De acuerdo con el Reporte Huellas de Ciudad, publicado el pasado 28 de marzo de 2017 por el Banco para el Desarrollo para América Latina, CAF, el sector de transporte de la ciudad de Cali que utiliza como combustible gasolina y diésel aporta a la generación de gases contaminantes 1,9 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Cada caleño produce 2 toneladas de CO2 al año, de las cuales el 51% son generadas por el sector transporte.

El GNV reduce en 30% las emisiones totales contaminantes por kilómetro recorrido en comparación con la gasolina (ciclo (*). La implementación de conversiones a gas natural tiene un impacto positivo en la reducción en tres de las principales emisiones contaminantes, dióxido de carbono (33%), monóxido de carbono (38%) e hidrocarburos no quemados (26%) por kilómetro recorrido(**).

La implementación de conversiones a gas natural reduce en promedio un 19% la huella de carbono total por kilómetro recorrido” (***).

De acuerdo con el Sistema Metropolitano de Barcelona, que funciona hace 16 años, cada bus con motor dedicado exclusivamente a gas natural reduce la contaminación auditiva hasta en dos decibeles.