En promedio, cada 48 horas del 2018, fue asesinado un líder social en Colombia

“El riesgo de los defensores de
derechos humanos merece mayor atención del Estado”

• En promedio, cada 48 horas del 2018
fue asesinada una persona que trabajaba por los derechos humanos o era líder
social.

La labor en terreno de la Defensoría
del Pueblo permitió establecer que en el 2018 ocurrieron 172 homicidios contra
líderes sociales y defensores de derechos humanos, de los cuales 158 eran
hombres y 14 mujeres.

Ante esta situación, la Defensoría del
Pueblo convocará, para el próximo 21 de febrero en Bogotá, una Audiencia
Defensorial en la que se hará la actualización de los escenarios de riesgo que
enfrentan estos activistas y se revisará la respuesta del Estado y el Gobierno
en la protección de la vida de los líderes sociales, así como en el
cumplimiento de las acciones preventivas para detener la violencia de la que
son víctimas desde hace varios años.

El objetivo es impulsar, de manera
determinante, la protección de los derechos de quienes representan a las
comunidades, líderes sociales y defensores de derechos humanos.

“Lo que está sucediendo es un asunto
que demanda el mayor nivel de atención y articulación del Estado.  Mi
máxima preocupación es que los riesgos advertidos por la Defensoría se han
materializado ante los ojos de todas las autoridades; y esto viene sucediendo
desde el mes de marzo del 2017. Una alerta desatendida, es una muerte no
evitada; una muerte no evitada, una violación directa al deber de proteger los
DD. HH.: eso es lo que ha sucedido”, dijo el Defensor del Pueblo, Carlos
Alfonso Negret Mosquera.

En el monitoreo del Sistema de Alertas
Tempranas, SAT, también se encontró que de los crímenes ocurridos en 27
departamentos, se cometieron más en Cauca (35); Antioquia (24); Norte de
Santander (18); Valle del Cauca (14); Caquetá (11); Putumayo (11); Meta (10);
Nariño (7); Chocó (6); Arauca (5) y Córdoba (5).

En cuanto a los municipios, los 30 con
mayor número de homicidios corresponden igualmente a los departamentos con más
altos niveles de ocurrencia de esta violación a los derechos humanos, entre
ellos Corinto (Cauca), con 16 casos; Caloto(Cauca), con 13; Tumaco (Nariño),
con 12, y Riosucio (Chocó), con nueve.

Al consolidar los casos de 2018, la
Entidad estableció que entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2018
fueron asesinados 431 líderes sociales y personas defensoras de los derechos
humanos, en su mayoría vinculados a Juntas de Acción Comunal, indígenas,
comunitarios, campesinos y afrodescendientes.

Por otra parte, la Defensoría del
Pueblo verificó siete homicidios de líderes sociales en los primeros 8 días del
año 2019, en Cauca (2), Antioquia, Valle del Cauca, Magdalena, Caquetá y Norte
de Santander.

¡Tu opinión es importante!