Hoy se respira un aire de esperanza en todos los territorios del país, afirman alcaldes de antiguas zonas de conflicto

Durante un conversatorio por Facebook Live, los alcaldes de Caldono, La Paz y Uribe, y el Gobernador de Arauca, le contaron al Presidente Juan Manuel Santos las enormes oportunidades que ha traído la construcción de la paz en sus territorios

Hoy se respira un aire de esperanza en el país, afirmaron este lunes los dirigentes de municipios y departamentos que sufrieron el conflicto, en una reunión celebrada en la Casa de Nariño con el Presidente Juan Manuel Santos, para analizar los avances en la implementación de los Acuerdos de Paz.

Hoy se respira un aire de esperanza en todos los territorios del país, afirman alcaldes de antiguas zonas de conflicto

El Presidente Juan Manuel Santos lideró un conversatorio transmitido por la plataforma Facebook Live, sobre la materialización de los beneficios de la paz en los departamentos y municipios más golpeados por el conflicto.

Los alcaldes de Caldono (Cauca), La Paz (Cesar), Uribe (Meta) y el Gobernador de Arauca, que participaron en una charla con el Mandatario transmitida por Facebook Live, coincidieron en indicar que la paz comienza desde los territorios, con mayor participación de las comunidades, más inversión socioeconómica y apoyo del Estado.

“Hoy en nuestro municipio se respira un aire distinto, un aire de esperanza, esperanza basada en la reconciliación y el perdón” expresó Andrea Ovalle, alcaldesa de La Paz, Cesar.

“Una de las cosas más importantes y verdadero hecho de paz es la participación activa de las comunidades”, agregó.

Así mismo, el gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, comentó las potencialidades de que las regiones más azotadas por la violencia participen activamente en la política de paz.

“Soñar con este proceso hace dos años era impensable. Hoy tenemos un ejercicio validado con y para las comunidades. Hemos llegado junto al Gobierno a los rincones más apartados del país con más planes de desarrollo, proyectos que benefician enormemente a la familias rurales”, dijo.

“La gente del municipio volvió a nacer. Los campesinos sienten ahora la libertad y tranquilidad de construir un futuro en paz”, señaló por su parte Jaime Pacheco, alcalde de Uribe, Meta.

En nombre del suroeste del país “agradezco la transición de paz que vive mi municipio porque estamos resurgiendo económicamente y empezando a vivir en un mundo democrático. La gente está creyendo y quiere emprender nuevos proyectos productivos, manifestó Paulo Andrés Piso Lozada, alcalde de Caldono (Cauca).

Añadió que para los caldonenes ha sido un cambio maravilloso. “Ya no tenemos el miedo del ruido de los fusiles y la confrontación, sino la esperanza de la trasformación y el progreso”, sostuvo.

Finalmente, la dirigente de La Paz señaló el compromiso que deben tener todos los colombianos en la construcción de una paz estable y duradera.

“El Presidente nos deja un legado pero la responsabilidad total es de la sociedad, de cada uno de nosotros, de adquirir compromisos y retos reales”, puntualizó Andrea Ovalle y coincidió con el Jefe del Estado en que lo logrado no tiene reversa.

¡Tu opinión es importante!