LA HIDROELECTRICA DE JULUMITO, AHORA O NUNCA.

Por: Santiago Zambrano Simmonds
zambrano_santiago@hotmail.com

Informaba en alguna columna pasada que la Hidroeléctrica de Julumito es un embalse con un espejo de agua de 440 hectáreas y una potencia mínima de generación de 35MW, y afirmé que dicho proyecto “además de servir para disminuir el déficit energético, contribuye a articular el turismo histórico, religioso y ambiental con el turismo moderno generalmente asociado al agua, mejor dicho: es el mar que nos hace falta. Ayuda también a ofrecerle a la población del centro del Cauca un elemento de recreación popular y a Popayán, el desarrollo urbanístico en una zona orográficamente espectacular comprendida entre la zona de los escenarios deportivos recientemente construidos y el lago…”.

Ahora bien, desde lo lúdico, imaginémonos que la captación sobre el río Cauca se haga en el Colegio Gabriela Mistral y que el agua se conduzca a baja velocidad por un canal abierto sobre inmediaciones de la “loma de las cometas” y sobre él, un corredor ambiental lleno de barcas y árboles para el disfrute de todos los caucanos y turistas. Por otro lado debe añadirse, desde lo técnico, que recientemente el proyecto quedó incluido en el estudio sobre la “Estructura Ecológica Principal del Municipio de Popayán” realizada por un grupo de expertos liderado por el ingeniero Oscar Calvache.

Pues bien, y tan paradójico como suele suceder en el Cauca, el proyecto tiene hoy las mejores posibilidades para realizarse pero simultáneamente está en grave riesgo para que ya jamás se pueda desarrollar y quedarnos los caucanos con el sinsabor de no haber podido unirnos para realizar éste propósito que sin duda tendrá beneficios sociales y económicos para nuestra región. Me explico:

Estamos en un momento inmejorable para desarrollarlo pues existe el ambiente político y cívico pues tanto el Gobernador y el Alcalde han manifestado su interés por ejecutarlo, la Universidad del Cauca tiene interés en ayudar y la sociedad civil a través de un grupo de ciudadanos liderados entre otros por la Sociedad Caucana de Ingenieros, Corpocauca, los cooperativistas, la Veeduría del Centro Histórico y profesionales de diferentes ramas han hecho paulatinamente una tarea de concientización de la ciudadanía sobre las bondades del proyecto.

En el Departamento las secretarías de Planeación, de Infraestructura y de Competitividad lideran en sus campos el propósito del Gobernador y en el municipio es la Oficina de Planeación la encargada de ésta iniciativa que desde ya cuenta con el apoyo de algunos concejales.

Sin embargo, el riesgo inminente que se tiene es el creciente proceso urbanístico que se está desarrollando en la zona de influencia, asunto que se agrava cuando se ha conocido que algunos inescrupulosos están vendiendo derechos sobre predios de mayor extensión para posteriormente asentar grandes grupos humanos sin construirles previamente algún tipo de urbanismo, lo cual, e independientemente del proyecto, le crearía un grave problema al municipio. Específicamente me refiero a la zona comprendida entre la Variante, la vía a Julumito y la vía a los estadios de los Juegos Nacionales.

Entonces, ante éste panorama…¿qué debe hacerse urgentemente? Se necesita que el Señor Alcalde socialice el proyecto ante la ciudadanía, que declare la zona como de utilidad pública ante el Concejo, tal como lo permite la ley y finalmente que frene de una buena vez el proceso urbanístico que se está llevando a cabo en la zona. En cuanto al Gobernador y la clase política es necesario que hagan la gestión para reclamar los estudios que se hicieron hace varios años mediante una cooperación internacional entre Cedelca y la Agencia de Cooperación Japonesa, los cuales reposan en el IPSE en Bogotá y que el Gobierno Nacional se apoderó de ellos. Con dichos estudios en la región se abaratan enormemente los costos de la consultoría del proyecto

Es mucho lo que hay por recorrer, el camino es abrupto pero si nuestros dignatarios mantienen su decisión de realizarlo es muy probable que se materialice dando ellos ejemplo de cómo, cuando se unen voluntades para un propósito común el éxito es inminente pues juntos podemos.