La Policía metropolitana de Popayán ejecuta registro en colegios de la comuna siete y cuatro de la Ciudad Blanca.

requisa a estudiantes
Para evitar el microtráfico en las aulas de clases y controlar la situación de violencia dentro de las instituciones educativas de la capital del Cauca, el grupo de Infancia y Adolescencia adelanta actividades de control en los planteles educativos públicos.
La Policía Metropolitana de Popayán, a través de los integrantes del Grupo de Infancia y Adolescencia, adelantó jornadas en materia de prevención y protección entre los estudiantes de las instituciones educativas Manuela Beltrán, El Mirador y Centro Educativo del Cauca, las cuales están ubicadas en las Comunas Siete y Cuatro de la capital del Cauca.
Esta actividad se realizó bajo los objetivos de velar por la integridad de niños, niñas y adolescentes de estos sectores de la ciudad; prevenir el tráfico y consumo de todo tipo de sustancias psicoactivas que producen dependencia dentro de las instalaciones educativas y controlar el porte de armas de fuego o corto punzantes, bebidas embriagantes, pólvora, estupefacientes y material pornográfico, así como de elementos que puedan atentar contra la integridad de los estudiantes.
De esta manera, y con el acompañamiento de la Secretaría de Gobierno y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, personal policial en el área de prevención desarrolla registros a los elementos de los estudiantes como: maletines, cartucheras, ‘canguros’, entre otros elementos, el cual fue apoyado por el guía canino antinarcóticos. Este procedimiento contó con la presencia de directivas y docentes de las instituciones educativas objeto de la intervención.

Paralelamente, se ejecutaron capacitaciones a los estudiantes sobre las consecuencias del uso de drogas y se entregaron una serie de recomendaciones para mejorar la convivencia y las relaciones interpersonales en este grupo poblacional.
Como resultado, se incautó un arma blanca (navaja), la cual quedó a disposición de la autoridad competente, lo cual se puede ver el resultado de las intervenciones que viene realizando la Policía Metropolitana en los planteles educativos.
“Queremos tomar como objetivo hacer el registro en tres colegios de Popayán semanalmente, consecutivamente hasta obtener satisfactorios resultados. Adicionalmente hay un plan que estamos desarrollando donde los policías que tienen los hijos que están estudiando en determinado colegio son los padrinos de esos colegios y deben estar presente ante cualquier solicitud de ese plantes educativo así como el ingreso y salida de los estudiante, señaló el comandante de nuestra institución, coronel Pedro Rafael Rodelo Asfora.
En aquellos colegios donde no exista el ‘padrino’ será la patrulla del cuadrante, quien se encargue de realizar el acompañamiento de los estudiantes.