Las calles de mi pueblo.

LAS CALLES DE MI PUEBLO –
Por: JOHN CHALARCA

– En las calles de mi pueblo, donde tantas veces las travesuras cotidianas de la niñez y las aventuras de adolescentes eran escenario, en las calles de mi pueblo, donde por doquier saludabas a los amigos ó encontrabas en ellas a los distinguidos personajes de la comarca, las calles de mi pueblo, donde alguna vez viste pasar es@ chic@ que robaba tu atención, las calles de mi pueblo, donde alguna vez la caminata pacifica era un pasatiempo incomparable al susurro del rió y la sombra de inmensos samanes, en estas mismas calles, donde el presente se escribe con sangre y balas, donde evocamos escenas épicas de películas de cowboys de Clint Eastwood, donde Django pareciera habitar o Warhol con sus pistolas llenas de munición. los últimos días hemos sido testigos de la grave alteración del orden público y los señalamientos a las autoridades locales están a la orden del día, y algunos detractores del gobierno local realizan esas severas críticas hacia los gobernantes, válidas desde el sentido que la libre expresión no debe reprimirse, pero también se leen otros comentarios al respecto, donde la política pareciera tener mucho más valor que la vida humana y salen con su discurso (retrogrado) a envalentonar a unos en contra de otros, por el simple hecho que la historia contemporánea nos demuestra la incidencia negativa de grupos al margen de la ley en la jurisdicción, pero el hecho de fondo no se analiza, y la co-responsabilidad que tenemos como sociedad ante los hechos lamentables que se vienen presentando en nuestra localidad.
he sido y continuo siendo un crítico de la administración municipal, pues considero que aún no se ha demostrado de manera palpable un impacto social positivo en los diferentes escenarios de la administración pública, desde lo gubernamental, lo económico, lo social, lo ambiental, lo cultural e incluso desde lo jurídico, aun estamos expectantes a ese salto de calidad o innovador que ponga al actual gobernante en una posición menos incomoda de la que hoy atraviesa la actual administración. entonces en lo referente y lo que corresponde al Alcalde, quien constitucionalmente ha sido embestido como primera autoridad de policía de la jurisdicción, ha demostrado que esta situación trasciende los escenarios político-administrativos y aduce la intervención social, como una alternativa diferente al uso de la fuerza pública para el mejoramiento de la percepción de seguridad del Municipio, el día de ayer, en esos hechos hollywoodenses, se ve que aun como sociedad nos falta mucho, desde el mismo cuidado por la vida propia, se escuchaban disparos, uno tras otro, y las personas en vez de dispersarse se aglomeran haciendo más acucioso y difícil la reacción de la fuerza pública, entonces, primer paso para corregir como sociedad es, el autocuidado, segundo, ya he manifestado aquí, y en otros escenarios, la necesidad imperiosa del mejoramiento de las herramientas tecnológicas y demás necesarias para la prestación del servicio de seguridad por parte de la policía nacional, pero es solo una parte porque tanto la policía como el gobierno local deben intervenir con otras estrategias a la población con mayor vulnerabilidad de ser víctimas o victimarios de las lesiones violentas. más allá de cualquier crítica que pueda apuntar a señalar como bueno, malo o regular el accionar de nuestras autoridades, hay que reflexionar que nos está pasando como sociedad, y que si el núcleo de esa sociedad es la FAMILIA, entonces, que pasa con la estructura de familia quilichagueña, que pasa con estos jóvenes decididos a matar o morir en el intento, que pasa con los talentos que se fugan por esa falta de acompañamiento de los padres y de la enseñanza de valores fundamentales como el respeto a la vida, creo que debemos iniciar desde cada hogar a evaluarnos, y darnos cuenta que tipo de personas estamos criando para entregarle a nuestra sociedad, no con esto quiero deslindar o quitar la responsabilidad de la administración, pero falta se pragmático en este tipo de situaciones para aportar soluciones y no más problemas de los ya conocidos.
por último, mi solidaridad con el alcalde a quien tantas veces he criticado, y con el secretario de gobierno, pues uno debe reconocer que como todo ser humano se equivocan y que es difícil asumir un problema de una magnitud mucho más amplia que la que podemos evidenciar en noticias o redes sociales, en todo caso, el llamado a ellos es a socializar en la medida de la brevedad el plan integrado de seguridad con la comunidad, para así saber cuáles son las herramientas que como sociedad tenemos para apoyar y prevenir mas hechos lamentables y futuros robados al calor del plomo.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión del Magazín CNC.