Licores adulterados y cigarrillos de contrabando por $1.000 millones incauta Rentas del Cauca.

licor adulterado
Licores y cigarrillos, adulterados y de contrabando, por más de mil millones de pesos, han sido incautados en distintos operativos por la sección de Rentas del Cauca, en diferentes municipios del Departamento, señaló la Secretaria de Hacienda, Astrid Paredes Fuentes.

En la jornada de destrucción de estos insumos, llevada a cabo en las instalaciones de la Secretaría de Infraestructura del Departamento, donde funciona la bodega de decomisos, fueron desechos

aproximadamente 2.000 unidades de licor de diferentes marcas y clases y unas 60 mil unidades de cigarrillos nacionales e importados, en presencia de funcionarios de la Procuraduría, Contraloría, Fiscalía y de los medios de comunicación.

En el momento se adelantan trámites administrativos y de procedimiento para fijar la fecha de destrucción del resto de materiales incautados, señaló Rubio Humberto Pérez, Jefe de la Oficina de Impuestos y Rentas del Departamento.

Rubio Humberto Pérez, señala que en bodega se tiene represadas unas 20 mil unidades de licor, y otras tantas de cigarrillos, los cuales serán destruidas en su debido momento. Esto es producto del decomiso de un año, desde el mes de junio de 2013, gracias al trabajo del grupo anti contrabando y ante adulteración “Halcón”, el cual fue creado en convenio entre la Gobernación del Cauca y la Federación Nacional de Departamentos.

El total de la mercancía decomisada asciende a los 1.000 millones de pesos, lo que equivale a impuestos por valor de $350 millones dejados de percibir por las rentas del Departamento, y que tendrían como destino la salud y la educación de los caucanos.

Según informó la Secretaría de Hacienda, Astrid Paredes Fuentes, el Gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, “está muy comprometido con atacar duramente el flagelo del contrabando, lo cual redunda en un aumento en las rentas departamentales”.

La Secretaria de Hacienda señala que se fortaleció el grupo operativo Halcón, que operaba con sólo tres funcionarios y hoy se tiene una nómina de 17 personas comprometidas contra el contrabando y la adulteración.

Astrid Paredes fue enfática al señalar que más que el dinero dejado de percibir está de por medio la salud de los caucanos, y principalmente de los consumidores, toda vez que se evita una serie de enfermedades como consecuencia de la indebida manipulación de estos elementos de consumo.

Así mismo, se conoció que en los últimos 3 meses se han clausurado dos alambiques, cuyos propietarios han sido judicializados.

Paredes Fuentes precisó que ha sido de gran ayuda el aporte de la comunidad, que con sus denuncias ha permitido desarticular no sólo los sitios de producción de licores sino también los sitios de expendio, actos por los cuales la Oficina de Rentas y la Secretaría de Hacienda ofrecen recompensas.
Para este ejercicio de destrucción de licores y cigarrillos de contrabando, se contó con la presencia de personal de la Procuraduría y la Contraloría Departamental.