Oligarquía Colombiana quiere una ‘entrega humillante’ dice Alias ‘timochenko’


El jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, dijo hoy que la oligarquía colombiana quiere una “entrega humillante” de esa guerrilla en los diálogos de paz que se celebran en La Habana.
alias tomochenko
En un mensaje de vídeo grabado con motivo de los 50 años de la creación de las FARC, que se cumplen este martes, el jefe guerrillero añadió que la clase dominante del país exige con “arrogancia” su “rendición”, pero aseguró que ese grupo no fue a la mesa de diálogo en Cuba a negociar porque esté vencido en el campo militar.
“Sabemos bien que lo único que espera la oligarquía de nosotros es una entrega humillante”, dijo “Timochenko”, y advirtió: “pero en la mesa somos dos partes y las aspiraciones nuestras son por completo diferentes”, según un vídeo grabado en un lugar selvático y colgado en Internet.
Las FARC cumplen este martes “cincuenta años de lucha incorruptible y cumpliremos los que sean necesario si la oligarquía insiste de nuevo en impedir la paz”, aseguró.
El movimiento guerrillero nació en 1964 en Marquetalia, municipio de Planadas, en el departamento del Tolima, donde un grupo comunistas y liberales armados, entre ellos Pedro Antonio Marín, alias “Tirofijo”, intentó frenar una ofensiva del Ejército contra una comunidad campesina autónoma establecida en el lugar.
“Nacimos como consecuencia de una declaración de guerra total por parte de la oligarquía colombiana y de la Casa Blanca”, añadió el jefe rebelde, según el cual “la reconciliación nacional pasa por el desmonte de la política de odios y aniquilamiento implementada desde los más altos cargos del Estado”.
“Estamos en La Habana porque soñamos con una paz efectiva”, añadió “Timochenko” en referencia a las negociaciones de paz que desde noviembre de 2012 las FARC llevan a cabo en la capital cubana con delegados del presidente colombiano, Juan Manuel Santos.
En su mensaje, el jefe de las FARC criticó a Santos, candidato a la reelección, por pregonar la paz y acusar a la oposición de querer la guerra al tiempo que, según dijo, él mismo busca la eliminación de la guerrilla por la vía militar.
“Al insistir en su campaña por la reelección, el presidente Santos acusaba a sus fanáticos opositores de ultraderecha de querer asesinar las esperanzas de paz del pueblo colombiano, como si todos los días no estuviera ordenando intensificar las operaciones militares y los bombardeos en su afán por matar a los líderes de la insurgencia con la que dialoga en La Habana”, dijo.
“Timochenko” expresó además que el Gobierno de Santos habla de paz pero da “largas y burlas” a los campesinos que en los últimos meses han protestado en el país para “detener y revertir los efectos de las políticas neoliberales”.
“A La Habana no hemos llegado por considerarnos vencidos ni por temor a la extinción con que nos pretenden amedrentar todos los días, estamos allí porque entendemos que nada está definido en la lucha de clases e intereses en pugna en nuestra patria”, manifestó Londoño. (EFE)

¡Tu opinión es importante!