Reflexiones.

Carlos-E-Cañar

CARLOS E. CAÑAR SARRIA
carlosecanar@hotmail.com

-Primera. Ya está operando el cese al fuego unilateral determinado por las Farc. Decisión que ha sido bien recibida por el Gobierno y por el país. Sin duda contribuye a crear mayor confianza en las negociaciones que se adelantan en la Habana. Gestos de paz se le ha venido exigiendo a las Farc y se espera que demuestre verdaderos deseos de reconciliación. El Presidente insiste en que sólo habrá cese bilateral del fuego, cuando exista un acuerdo definitivo. Colombia y la comunidad internacional están interesados en acabar este conflicto que ha invalidado por más de cinco décadas la convivencia civilizada entre los colombianos. Confiamos en que el próximo sea el año de la paz.
Segunda: La decisión de los gobiernos de Estados Unidos y de Cuba de restablecer relaciones, sin duda es un hecho trascendental de la política mundial. Se espera que el bloqueo económico a Cuba se supere paulatinamente. El presidente Raúl Castro ha enfatizado que este acontecimiento no implica el cambio del modelo económico socialista. En otras palabras, que no le jalaría a la economía de mercado. Algo que en nuestro criterio, resultaría muy difícil. En la era de globalización económica, ningún país podría subsistir sino se inserta en la economía mundial. En la medida en que evoluciona la humanidad, la economía de mercado no da muestras de desaparecer. Obama no la tiene tan fácil con una oposición que entra fuerte el próximo año en el Congreso; sin embargo, el mundo ha expresado su complacencia por la determinación asumida por los dos mandatarios; suceso que ha llenado de satisfacción y de optimismo a la comunidad internacional.
Tercera. Popayán convertida en un basurero. Deprimente aspecto de una ciudad que se ha ufanado de culta. No sólo representa un problema de apariencia física sino de salud pública, si tenemos en cuenta las afectaciones que traen las basuras en la salud de los pobladores. Entre otros factores, el problema de las basuras ha acrecentado la inconformidad ciudadana. En realidad no hay quien responda. La administración municipal dice que es responsabilidad de la empresa Serviaseo y esta afirma que es culpa de grupos ilegales que atentan contra los carros recolectores, pero también de las autoridades gubernamentales y de seguridad que no ofrecen garantías para hacer la recolección de basuras. Desconocemos el papel de la Superintendencia de Servicios públicos, por lo que se evidencia, el asunto sigue sin resolver. Es necesario que la administración municipal se apersone del problema y que ofrezca una solución pronta y eficaz.
Cuarta. Dizque ya están sonando algunos precandidatos a la Alcaldía de Popayán y a la Gobernación del Cauca, No emocionan ni llenan las expectativas. Es posible que existan algunas excepciones, pero en general, no motivan, Se desgastan inoficiosamente porque no se les ve ni se sienten como verdaderas opciones de poder. Les falta pelo para el moño. Algunos están emitiendo saludos propagandísticos por las emisoras con motivo de la Navidad y Año Nuevo. Pero ni fu ni fa. Va resultar complicada la escogencia de candidatos para las elecciones del próximo año. La gente quiere caras nuevas en el ejercicio de la administración pública a nivel local y regional. Por el momento se siente una gran apatía electoral; pensamos que irá superándose en la medida en que se hagan conocer las verdaderas opciones si es que aparecen. De lo contrario seguiremos igual o peor. La mayor crisis dentro del ejercicio del poder es la falta o pérdida de legitimidad. Cuando quienes detentan el poder no llenan las expectativas de los gobernados, el poder realmente no existe. Gobernar es resolver problemas y hacerlo, no puede resultar nada fácil. Por ello los precandidatos o candidatos deben estar preparados no sólo para ganar las elecciones sino para gobernar, es decir, para resolver problemas.
Quinta. Puede considerarse una utopía, pero mientras en el Cauca, los cargos de la administración pública se sigan repartiendo desde los directorios sin tener en cuenta criterios meritocráticos en quienes los ocupan, difícilmente se pueden lograr los cambios que la sociedad demanda. Es como un círculo vicioso: candidatos que resultan de la improvisación, vienen las alianzas y los respaldos electorales, llegan las elecciones, después los triunfadores y perdedores para finalmente concertar la forma de tener burocráticamente contentos a los directorios… y todo continúa igual o peor. Utópico es pensar la política por fuera de los directorios, es decir, con criterios meritocráticos. El Cauca requiere de unos nuevos liderazgos; personas que les caracterice el conocimiento de la difícil problemática, que quieran y les duela la región y las localidades, con profunda sensibilidad social, que tengan verdaderos proyectos de región y de ciudad y que sean capaces de cohesionar la sociedad en objetivos comunes.
Coletilla: A nuestros amables lectores, les deseamos una feliz Navidad y un Año Nuevo de mucha paz y prosperidad.