Reflexiones citadinas

Carlos-E-Cañar

CARLOS E. CAÑAR SARRIA
carlosecanar@hotmail.com

– Primera. Al parecer por fin se dará rienda suelta a la construcción del segundo tramo de la segunda etapa de la Vía Pomona. Ojalá se tengan en cuenta los errores de lo que se ha realizado hasta el momento. Obra iniciada por el entonces alcalde Ramiro Navia y que al parecer más fue fruto de la improvisación que tratarse de un proyecto serio para la ciudad. En plena Avenida, un sector del Barrio Portales del Río quedó con una calle supremamente estrecha que se convierte en permanente atolladero, cuando había soluciones sugeridas por la comunidad con los soportes de arquitectos e ingenieros civiles. Pero Navia y la inepta Secretaría de Infraestructura no quisieron escuchar. La obra, considerada de gran impacto social, fue anunciada en su momento sin socializar el proyecto con la comunidad. Infraestructura dijo que había sido socializado pero eso no fue cierto. Dos o tres pelagatos pero nada más. Se publicitó mediante una gran valla que se instaló en los semáforos de las facultades de ingeniería y de Ciencias Económicas, Contables y Administrativas. Lo que se ha realizado de la obra poco corresponde con la malla publicitaria. Comenzando por un horrible muro de cemento que separa las dos etapas. A esto hay que añadir el problema de la falta de sumideros, que en época invernal forma grandes lagunas. Las expectativas continúan y las comunidades de los barrios de este sector y la ciudadanía en general esperan que en el último año que le queda de gobierno a Fuentes se pueda concretar la Vía de manera definitiva, porque dejarla para tres alcaldías o más no aguanta. Al inicio del primer periodo de Santos, el Presidente advirtió que no quería ver más obras inconclusas. Esperamos que Fuentes le haga caso. La comunidad de Pomona también espera que la administración municipal y las autoridades de Policía garanticen mayor seguridad para los moradores de este importante sector, víctimas de frecuentes atracos y asaltos a sus residencias.
Segunda. Nos llamó mucho la atención el siguiente aviso en un centro de diagnóstico automotor en Cali. En varias partes se repite el siguiente aviso: “Cuidado. Absténgase de ofrecer dinero a los funcionarios. Para su seguridad todas las instalaciones están siendo filmadas.” Lo cierto es que en varias ciudades se ven circular vehículos en muy mal estado y produciendo una gran contaminación con los humos y gases que producen, lo cual desdice de una verdadera y responsable revisión tecnomecánica. Sobre todo muchos buses y busetas que producen contaminación a toda hora. Este tipo de campañas pedagógicas producen buen impacto e inducen tanto a las autoridades como a los ciudadanos transitar por los caminos de la ética.
Tercera. Hablado de sorderas, en reciente columna, el apreciado colega columnista Horacio Dorado Gómez arremete contra el alcalde Fuentes. Le tilda de sordo. Y le critica la falta de sentido de ciudad y de civismo de parte de los secretarios municipales; recalca que hemos involucionado diez años y que hace una década estábamos mejor que ahora en temas sociales. Recalcó una de nuestras tesis en el sentido de que gobernar es solucionar problemas, lo cual, en nuestro criterio, deben tenerlo presente los aspirantes a la Alcaldía. Que hay que atinar para elegir un buen alcalde para borrar la creencia que tiene desde su infancia de que cualquiera pueda ser alcalde de Popayán, es muy cierto. En fin, este tipo de regaños son importantes y necesarios, más cuando se trata de una persona como Dorado, de vasta trayectoria en la administración pública y privada. Hablar sin tapujos es necesario porque de alguna o de múltiples maneras quienes detentan el poder se verán obligados a escuchar, y si no son necios, reorientar los rumbos, si es que ya no es demasiado tarde.
Tercera. Desde la campaña de Fuentes se comprometió a realizar ajustes a la medida del Pico y Placa pero no cumplió, por eso al principio de su mandato titulamos un artículo: “Cambiar para seguir igual”. Es prudente hacer correctivos donde sea necesario e imitar a otras ciudades. En varias capitales, más grandes y con problemas mayores de movilidad que Popayán, esta medida se aplica en ciertos horarios y no durante todo el día como sucede en Popayán. Esto deben tenerlo en cuenta los aspirantes al primer cargo del municipio. Con un estudio previo, de acuerdo a las necesidades y requerimientos de cada ciudad se establecen los horarios. Por ejemplo, en Cali el horario es de 7 a.m. a 10 a.m., de 5 p.m. a 8 p.m. De otro lado, el estímulo al uso de la bicicleta hay que hacerlos comenzando por la construcción de ciclo vías.
Quinta. La Universidad del Cauca cuenta con una Facultad de Ingeniería Civil con mucho prestigio nacional e internacional, con postgrados y programas interesantes y competentes. Es necesario tener en cuenta a estos profesionales en el momento de la contratación, una de las falencias que se le critica a Fuentes.

¡Tu opinión es importante!