Soluciones conjuntas para la prestación del servicio educativo en zonas de conflicto caucano.

sed cauca
– En su visita a Colombia, el Secretario General del Consejo Noruego para Refugiados, Jan Egeland se reunió con el Secretario de Gobierno Departamental del Cauca, Amarildo Correa para analizar de manera conjunta las acciones a seguir que permitan garantizar la prestación del servicio educativo en zonas de conflicto donde se proteja el Derecho Internacional Humanitario y el derecho fundamental a la educación de todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes caucanos.

Se estableció por parte del Gobierno Departamental que el panorama del conflicto interno que se vive en el Cauca y la situación actual de las víctimas del conflicto armado, ha arrastrado a las comunidades educativas a intentar negociar acuerdos con los grupos armados para proteger sus vidas y mantener como espacios de protección para los menores a los establecimientos educativos ubicados en territorios donde se presentan el mayor número de casos de enfrentamiento entre las organizaciones armadas. Sin embargo, estas iniciativas no han sido acogidas por las partes en conflicto viéndose afectados de manera directa la integridad física, psicológica y social de los menores.

Desde este panorama, Jan Egeland experto internacional en la atención a las emergencias humanitarias, manifestó la necesidad de un cese de las hostilidades pero principalmente generar estrategias desde el gobierno nacional para que las partes del conflicto armado respeten y defiendan los derechos de la población estudiantil en aras de mantener aisladas de su radio de acción a las Instituciones, Centros y Sedes Educativas y que estos espacios estén protegidos con las normas internacionales de derechos humanos para que sean realmente escenarios de convivencia para la paz y entornos semilla para una sociedad en postconflicto.

Como resultado del intercambio de propuestas entre los representantes del Gobierno Departamental del Cauca, Secretaría de Educación y Cultura, Consejo Noruego para Refugiados y de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios en Colombia (OCHA), se concluyó en adelantar mecanismos desde el orden Nacional para que en las instalaciones de los Establecimientos Educativos no se permita el asentamiento de organizaciones armadas, identificándolos y señalándolos como espacios seguros y de protección del derecho humanitario internacional y así mismo que sus alrededores sean zonas desmilitarizadas a fin de desestabilizar el conflicto.

¡Tu opinión es importante!