Superindustria formulo cargos por reventa de boletas de los partidos de la Selección en eliminatorias

-Superindustria formula pliego a la dirigencia del fútbol y varias empresas.

Una vez más empresas locales se ponen de acuerdo para atentar contra el consumidor y obtener utilidades ilícitas con acuerdos que perjudican la libre competencia. En este caso la pasión del fútbol llegó a los bolsillos de los revendedores de boletas de los partidos de la Selección Colombia en camino al Mundial de Rusia.

Ramon Jesurún, investigado por escándalo en venta de boletas de la Selección

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) abrió una investigación y formuló pliego de cargos a Ramón Jesurún, como presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, como expresidente, Jorge Perdomo y Álvaro Gónzalez, entre otros implicados que hicieron parte del Comité de la FCF, por la violación a la libre competencia y la reventa de las entradas para los juegos de la Selección Colombia.
En primera instancia se señala que el Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol eligió a TicketShop de manera irregular como distribuidor de las entradas para los juegos de la Selección.

La licitación debió ser ganada por la empresa Primera Fila, que ofrecía un contrato económicamente más jugoso; mientras que por aspectos de mercadeo y operación debía ser elegida la empresa Tu Boleta. En ambos casos, TicketShop era una de las últimas opciones.
Sin embargo, la mesa de la FCF habría elegido de manera unánime a TicketShop como empresa distruidora tras acordar con ellos la reserva de una cantidad considerable de entradas para poder ser revendidas.

La manera de operar era a través de la empresa Ticket ya, quien adquiría la mayor parte de las entradas por parte de TicketShop. En total se desviaron más de 42 mil boletas para la reventa en ocho compromisos de la Eliminatoria camino a Rusia 2018, solamente en el juego Colombia – Brasil se revendieron 14 mil boletas, no quedó una sola entrada para la gente del común en dicho compromiso.
Según la SIC, cuenta con pruebas contundentes para determinar que Jesurún y la Federación siempre estuvieron al tanto de toda la situación que se estaba desarrollando en torno al tema de la reventa.

Todo lo anterior hizo parte de la investigación adelantada por la Superintendencia de Industria y Comercio al notar las irregularidades en la venta de boletería, de igual manera, directivos de TicketShop colaboraron con su testimonio en la investigación, para de esta forma obtener una rebaja de pena.
Estos son todos los implicados en el escándalo de corrupción y reventa de boletería para los juegos de la Selección Colombia.
personas con pligo de catrgos

tabla 1

Detalles de la investigación por la reventa en boletería de la Selección Colombia.

El expediente también señala que la creación de Ticket Ya fue premeditada.
En el expediente de la investigación, la Superintendencia de Industria y Comercio señaló que el pasado 19 de agosto de 2015, la Federación Colombiana de Fútbol adjudicó este contrato para la venta de boletería de la eliminatoria de la selección Colombia exclusivamente a ticket Shop.

Sin embargo, el grupo Socios Ticket Ya, hizo las veces de operador de esta boletería comportándose como la fachada de Ticket Shop, para poder revender las 42.000 boletas que me generaron ingresos cercanos a los 13 mil millones de pesos.

“Ticket Ya participó íntegramente, tanto en la consecución como en la ejecución del contrato de boletería suscrita entre la Federación y Ticket Shop, como una especie de contratante que, sin embargo, no había adquirido ninguna obligación. Dicho de otra manera, el grupo Socios Ticket Ya fungió en la práctica como operador de la boletería, a pesar de que fue Ticket Shop la empresa adjudicataria exclusiva del contrato que se comportó, como el mero vehículo o la fachada de los primeros”.

El expediente también señala que la creación de Ticket Ya fue premeditada y tenía un interés particular sobre el negocio que representaba la venta de estas boletas, sin embargo, en la investigación se determinó que no tenía la capacidad técnica ni operativa para asumir esas obligaciones con la Federación.

Asimismo, se advierte que, antes de la adjudicación del contrato, estaba casi garantizado que sería para Ticket Shop y Ticket Ya, sí seguían unas instrucciones de los intermediarios qué prepararon y elaboraron la oferta.

Por un lado, Ticket Shop se encargaría de reunir la documentación relacionada con su experiencia e idoneidad para vender las boletas y Ticket Ya se encargaría de consolidar los términos sobre los cuales se postularían las condiciones económicas de la oferta.

Es decir que, prácticamente, todo fue premeditado, pues antes de que la Federación Colombiana de Fútbol adjudicara el contrato, esas dos compañías suscribieron un convenio para el manejo de esas boletas y su posterior reventa.

¡Tu opinión es importante!