Todo pasa


Por: Juan Carlos López Castrillón –

Hace unos años, cuando iniciaba mi tarea como presidente de Millonarios, conocí a Julio Grondona, el polémico presidente de la Asociación de Fútbol Argentino, a quién visité con la excusa de presentarme y hablar sobre la situación de los torneos de copa libertadores, pero obviamente a lo que iba era en búsqueda de luces para una persona que – como yo – estaba debutando en la candente actividad de la dirigencia deportiva.

La charla derivó a una serie de reflexiones que fueron más allá del fútbol y se convirtieron en una lección de vida. En determinado momento me preguntó por qué me había metido a dirigir un club de fútbol como Millonarios, que estaba en ley de quiebras y con una situación muy difícil, mi respuesta fue: “Por Pasión”, por amor a esa institución tan laureada que se encontraba en un momento crítico de su vida, en riesgo incluso de desaparecer.

Y qué querés López, me dijo con su cantado acento del Rio de La Plata
Ser campeón presidente, respondí.

Te voy a decir algo que he repetido muchas veces – agregó – para eso sólo necesitas dos cosas (hizo una pausa y continuó): un buen arquero y un buen tesorero.

El mensaje fue claro, como en muchas actividades la chequera era y es muy importante; y en ese momento el club embajador no la tenía. Así se lo expresé a este hombre, que era sin dudarlo el mayor referente del fútbol en el continente, quién captó de inmediato mi rostro de preocupación, por lo cual con amabilidad de abuelo añadió:
Entonces vas tener que rodearte de paciencia y entender algo, se acercó y me enseñó el anillo de oro que usaba en el dedo meñique, mirá lo que dice:
“Todo Pasa”, leí en voz alta.
Así es López, Todo Pasa, metete eso en la cabeza. Cuando ganás el éxito aguanta un día y cuando perdés la derrota te dura una semana, pues el otro domingo hay revancha en un nuevo partido; y si ganás pues todo ha pasado y si perdés de nuevo también eso pasara, entendé que al final Todo Pasa.

Después de esa reunión con Grondona conocí que existen distintas versiones literarias sobre el Todo Pasa, como la del Rey Sabio que fue avasallado y luego recuperó su trono, pero a mí se me quedó grabada esa conversación para toda la vida y de verdad me ha ayudado a sobrellevar días difíciles, pero más me ha servido para tener bien presente que las buenas épocas también pasan, que finalmente nuestra existencia es una colección de instantes, en los cuales sobresalen precisamente los recuerdos buenos y los no tan buenos.
De manera que, atentos quienes creen que todo es para siempre, porque la vida señala que Todo Pasa, que lo importante es levantarse de cada dificultad y no creer que somos Gardel cuando estamos en el curubito.

Posdata: en este inicio de la Semana Santa, a los amigos políticos que ganaron el pasado 11 de marzo, quiero recordarles que Todo Pasa y a los que perdieron… más aún. Igual para los que van en la cresta de la ola de las encuestas y se aprontan para gobernar: Todo Pasa, así que más que atentos señores, las encuestas son fotos de un día, y aunque es cierto que pueden marcar una tendencia, también es posible que se aparezca un resucitado.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión del Magazín CNC

¡Tu opinión es importante!