Vehículos dedicados a gas natural, apuesta del transporte de carga en Colombia

– El Gas Natural Vehicular (GNV) es hoy la mejor alternativa técnica, económica y ambiental no sólo para sistemas de transporte masivo en Palmira, Cartagena y Medellín y en rutas intermunicipales sino en el segmento de transporte de carga.

Cinco tractocamiones a gas natural comenzarán a operar en el país el 28 de abril, gracias a la alianza entre OPL (líder en logística y transporte), Surtigas (distribuidora de gas natural para Bolívar, Sucre, Córdoba, Antioquia y Magdalena) y GdO, Gases de Occidente (distribuidora de gas natural en el Suroccidente del país) con el objetivo de ofrecer una opción de transporte de mercancía que contribuya con la reducción de emisiones contaminantes en Colombia.

Vehículos dedicados a gas natural, apuesta del transporte de carga en Colombia

El servicio de transporte de carga con la utilización de un combustible limpio inicia con cinco tractocamiones marca FAW y el respaldo de Arintia, representante de la marca en Colombia que ofrece toda la experiencia en postventa desarrollada por su aliado Sinomaq en Perú, país donde ya operan más de 100 vehículos de este tipo.

Estos vehículos dedicados a gas natural tienen un peso bruto vehicular de 52 toneladas y comenzarán a recorrer más de 8.000 km al mes en las rutas Cartagena – Bogotá y Caloto – Bogotá, para transportar la mercancía de compañías generadoras de carga con gestión de sostenibilidad, comprometidas con la reducción del impacto ambiental de sus operaciones. La flota será operada por OPL, empresa colombiana con amplia experiencia en la operación logística, y se abastecerá con gas natural en la red de más de 800 estaciones de servicio de GNV disponible en nuestro país.

El servicio de transporte limpio incluye la emisión de certificados ambientales que legitiman las reducciones alcanzadas por la sustitución de diesel con gas natural en el transporte de la carga. Se espera que esta flota de vehículos para la prestación del servicio verde crezca en función de su demanda, generando los incrementos en el consumo de gas natural al que le han apostado GdO y Surtigas con la iniciativa.

Además de los beneficios ambientales que ofrece el transporte de carga con GNV, se deben resaltar los económicos, no solo frente al uso de diésel en la operación, sino en la adquisición del vehículo con la exención de IVA a la que se puede acceder, ubicando su valor en niveles incluso inferiores al de referencias tradicionales diesel.

En cuanto a eficiencias en su funcionamiento los dedicados a GNV permiten un mayor control en el inventario de combustibles (no es objeto de hurto) y menor ruido para mejorar el ambiente de trabajo de los conductores.

En Colombia son más de 700 los vehículos dedicados a gas natural, principalmente para el transporte masivo de pasajeros, pero poco a poco con la ampliación de la oferta de diferentes marcas en el país, la cifra comienza a crecer por cuenta de los vehículos de transporte de carga.
Vehículos dedicados a gas natural, apuesta del transporte de carga en Colombia1

Acerca del gas natural vehicular:

33 nuevos buses a gas natural comenzaron a rodar por las carreteras del Valle del Cauca. 14 se sumaron a la operación de Tupal, en Palmira, primer modelo de transporte masivo en la región que funciona desde el año 2015, y 19 cubren rutas de transporte intermunicipal.

De esta forma, Palmira cuenta con un total de 51 vehículos dedicados (que vienen de fábrica con motores a gas natural), movilizando diariamente nueve mil pasajeros, y al finalizar la implementación del proyecto, con la totalidad de buses en operación, 30.000 pasajeros aproximadamente.

El vigésimo primer Congreso de Naturgas fue el escenario para el lanzamiento del primer vehículo liviano configurado para funcionar únicamente con gas natural vehicular. Hyundai es la aliada para llevar a cabo este proyecto que realza los esfuerzos de la industria gasífera. Se contempla que los primeros 100 taxis con estas características empezarán a circular en los próximos meses en el país.

Este taxi operará en Colombia con un motor de 1.248 cc dedicado a gas natural; cuenta con transmisión mecánica a cinco velocidades y una autonomía aproximada de 179 km en carretera. Además, el cilindro está ensamblado en el chasis, por lo que no pierde espacio en el baúl.

En las pruebas de aforo realizadas se obtuvieron ahorros cercanos al 55% sobre el mismo vehículo a gasolina, rendimiento que se alcanza en razón a que el vehículo es más liviano que la versión a gasolina y presenta una mejor eficiencia energética que este último.

¡Tu opinión es importante!