¿Y el parque de los afros?

Por:     Santiago Zambrano Simmonds –

            zambrano_santiago@hotmail.com     –

Hace
un par de meses proponía para el Cauca y Popayán la importancia de contar con
un “Parque de la Historia” para que esa gran riqueza contada en positivo y no
peyorativamente, sirviera como atracción turística, como un espacio para el
disfrute de toda la sociedad y también como un elemento que contribuya a mejorar
la cohesión que como pueblo debemos tener, pues jamás debemos renunciar al anhelo
de ser algún día una sociedad intercultural donde sinceramente todos nos
reconozcamos como iguales..

Me
preguntaba entonces ¿cuál es el denominador común que nos podría unir? Y
concluí que era el pensamiento libertario que tuvimos. Finalmente citaba que
eran muchos los personajes caucanos de los cuales nos debíamos sentir
orgullosos desde Camilo Torres a Tomás Cipriano de Mosquera por su pensamiento
federalista y los derechos de los individuos; desde Juan Tama, José Hilario
López a Quintín Lame por su lucha en favor de la libertad de las minorías.

Pues
bien, caminando por el barrio la Sombrilla me encontré a mi alegre y buena
amiga Rosita Zape Mina quien me dijo que le parecía excelente idea pero que en
mi escrito solo hacía referencia a personalidades indígenas, blancas y mestizas
pero omitía a los referentes afro descendientes.

Pidiéndole
excusas por semejante omisión le dije que ni el Cauca, ni Popayán podrían
proyectarse hacia un futuro promisorio sin la decidida inclusión de ésta
población no solo por la historia que compartimos sino por la riqueza que a
través de su cultura aportan, por su alegría y optimismo que mantienen a pesar
de tanta injusticia y por supuesto por la misma composición demográfica pues en
el Cauca es la minoría más numerosa y en Popayán superan más del 15% de su
población.

Trató
ella de “corcharme” preguntándome socarronamente: ¿Cuál es el personaje negro
caucano que más valora? Pues le dije con satisfacción que hay varios que
deberían ser enaltecidos en el “Parque de la Historia”: Helcías Martán Gongora,
“El Poeta del Mar”, abogado guapireño quien en su poesía exaltó a la mujer y la
justicia social “…mis poemas no pueden renunciar al acompañamiento táctico de
marimba y tambor y que pregone en otros, el pregón del esclavo de ayer y de
hoy”; El doctor Sofonías Yacup, un hombre culto como pocos, generoso y honesto,
en él se conjugaban las virtudes que debería tener todo político. Nunca renunció,
sin rencores, a defender sus ideales políticos los cuales siempre estuvieron
ligados a mejorar las condiciones de vida de la población de su “Litoral
Recondito”

Sin
embargo finalicé diciéndole que tal vez el episodio y personalidades que más me
cautivan de los afro descendientes fue la contribución de la población patiana
en la abolición de la esclavitud y las luchas por la defensa de las tierras en
el norte del Cauca con personajes como el “Negro Lujuria”, el “Robin Hood” de
los negros, y por supuesto la figura más icónica: El coronel de la “Guerra de
los Mil Días” José Cinecio Mina quien después de que perdimos la guerra,
defendió y organizó a los terrajeros para que no les quitaran las tierras que
ellos habían vuelto productivas mediante el cultivo del cacao tanto así que a
mediados del siglo XX el cacao de Puerto Tejada cotizaba en la bolsa de
Londres.

Le dije al finalizar que en una historia tan rica como la del Cauca es apenas lógico que en diferentes momentos de la historia nos hayamos enfrentado pero son rencores y odios que de alguna u otra manera no podemos permitir se sigan trasmitiendo, es hora que el Cauca y Popayán inicien un sincero proceso de reconocimiento y el “Parque de la Historia” es un buen principio. Nos abrazamos al despedirnos comprometiéndonos a cristalizar la idea.  

Este es un espacio de
expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista
de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión del Magazín CNC.

¡Tu opinión es importante!