Conflicto y sociedad .

CARLOS E. CAÑAR
SARRIA     –

carlosecanar@hotmail.com        –

Teniendo en cuenta
la actual coyuntura histórica de nuestro país, nos parece importante citar, las
veinte leyes naturales de Hobbes, extraídas de su obra”Leviatán”.

1) Hay que
buscar la paz, hay que ponerle término al estado de hostilidad de un hombre hacia
otro.

2) Lo que
pretendáis que los demás os hagan a vosotros, hacedlo vosotros a ellos.
3) Que los
hombres cumplan los pactos que han celebrado.
4) Que quien reciba un beneficio
de otro por mera gracia, se esfuerce en lograr que quien lo hizo no tenga motivo
razonable para arrepentirse voluntariamente de ello.
5) Que cada uno se
esfuerce por acomodarse a los demás.
6) Que dando garantía del tiempo futuro,
deben ser perdonadas las ofensas pasadas de quienes, arrepintiéndose, desean
ser perdonados.
7) Que en las venganzas los hombres no consideren la magnitud
del mal pasado, sino la grandeza del bien venidero.
8) Que ningún hombre por
medio de actos, palabras, continente o gesto manifieste odio o desprecio al
otro. 
9) Que cada uno reconozca a los demás como iguales suyos por naturaleza.
El quebrantamiento de este precepto es el orgullo.
10) Que al iniciarse
condiciones de paz nadie exija reservarse algún derecho que él mismo no se
avendría a ver reservado por cualquier otro.
11) Si a un hombre se le encomienda
juzgar entre otros dos, es un precepto de la ley de la  naturaleza que proceda con equidad entre
ellos.
12) Que aquellas cosas que no pueden ser divididas se disfruten en común
si pueden serlo;  y si la cantidad de las
cosas lo permite, sin límite, en otro caso, proporcionalmente al número de los
que tienen derecho a ello.
13) Existen 
ciertas cosas que no pueden dividirse ni disfrutarse en común; requiere
que el derecho absoluto, o bien la primera posesión,  sea determinada por la suerte.
14) Aquellas
cosas que no pueden ser disfrutadas en común ni divididas, deben adjudicarse al
primer poseedor, y en algunos casos al primogénito como adquiridas por
suerte.
15) Es también una ley de la naturaleza que a todos los hombres que
sirven de mediadores en la paz se les otorgue salvoconducto.
16) Es ley de la
naturaleza que quienes están en controversia, 
sometan su derecho al juicio de un árbitro.
17) Considerando que se
presupone que cualquier hombre hará todas las cosas de acuerdo con su propio
beneficio, nadie es árbitro idóneo en su propia causa.

18) En una causa
cualquiera nadie puede ser admitido como árbitro si para él resulta
aparentemente un mayor provecho, honor o placer.

19) En una
controversia de hecho, como el juez no puede creer más a uno que a otro(si no
hay otros argumentos) deberá conceder crédito a un tercero; o a un tercero y a
un cuarto; o más. Porque,  de lo
contrario, la cuestión  queda indecisa y
abandonada a la fuerza, contrariamente a la ley de la naturaleza.
20) No hagas
a otro lo que no quieras que te hagan a ti.




¡Tu opinión es importante!