Expertos aseguran que las vacunas rusas Sputnik V y EpiVacCorona son efectivas ante el coronavirus y la nueva cepa británica.

Expertos aseguran que las vacunas rusas Sputnik V y EpiVacCorona son efectivas ante el coronavirus y la nueva cepa británica.

Las vacunas rusas han sorprendido al mundo con su efectividad. La ‘Sputnik V’ fue la primera vacuna que desarrollo el Gobierno ruso y, en octubre del año pasado, realizaron la ‘EpiVacCorona’. El organismo encargado de la protección del consumidor, Rospotrebnadzor, aseguró hoy que ambas vacunas son efectivas contra la nueva cepa británica del coronavirus. 

La razón por la que las vacunas han sido efectivas sin tener modificaciones en las dosis es porque, “el efecto protector ha sido demostrado por reacciones neutralizadoras utilizando suero de personas que recibieron la Sputnik V y la EpiVacCorona y desarrollaron anticuerpos al SARS-CoV-2”, explicó Rospotrebnadzor en su cuenta de Facebook. 

A pesar de que el encargado de la protección del consumidor aseguró la efectividad de ambas vacunas, no ofreció más datos que esos. Incluso, el lunes pasado dijo a la agencia oficial de noticias TASS que la segunda vacuna, la EpicVacCorona también es eficaz contras las cepas sudafricana y brasileña. 

Según EFE, la información surge por un estudio efectuado por el Centro Estatal de Virología y Biotegnología “Véktor”, el cual también desarrolló la segunda vacuna. El TASS explicó que las personas vacunadas con la EpiCorona lograron “neutralizar eficazmente tanto la variante británica del coronavirus como el coronavirus en sí”. 

Los actuales análisis surgieron con la llegada de la cepa británica antes de Año Nuevo. La mutación se detectó en un paciente, que según la agencia Interfax, ya está recuperado. El Centro “Véktor” aisló la cepa británica en diciembre pasado y ha estudiado esta variante del coronavirus.

Los resultados de los estudios son óptimos, pero, aun así, el presidente ruso, Vladimir Putin, pidió ayer analizar la eficacia de ambas vacunas a las otras variantes del coronavirus. En caso de que sea necesario, el mandatario estaría dispuesto a hacer más investigaciones para adaptarlas. 

Uno de los casos que más preocupa, no solamente a Rusia, es la otra variante británica del coronavirus. Los expertos la denominaron B1525, la cual es más resistente a los anticuerpos, según dijo el periódico The Guardian. 

Por el momento, Rusia se ha encargado de estudiar la otra cepa británica, conocida como N501Y. El Instituto Central de Investigación de Epidemiología de Rusia anunció que había patentado el primer test del mundo para detectar esta variante, una mutación que podría ser más contagiosa, según las estimaciones de los científicos.
 

Fuente: KienyKe.com