Francia prohíbe los celulares en primaria y secundaria.

El parlamento francés aprobó que de manera definitiva queda prohibido el uso de teléfonos
celulares en las escuelas de nivel primaria y secundaria, una
de las promesas de campaña del actual presidente Emmanuel
Macron.
Salvo algunas excepciones, la ley impide el uso de aparatos como móviles, tablets o relojes inteligentes en escuelas y colegios, donde estudian los menores hasta los 15 años.
La única manera en que podrán llevarlos y utilizarlos, es cuando
se trate de un “uso pedagógico” o que el niño tenga alguna discapacidadque lo amerite.
Sobre los colegios
de educación superior,
cada uno podrá decidir si adopta o no la medida aprobada por los diputados del
partido de Macron y del centro, quienes votaron a favor de esta ley ante la
Asamblea Nacional, la cámara baja del Parlamento, mientras que la derecha y la
izquierda se abstuvieron, asegurando que se trata de una “operación de comunicación”
que “no va a cambiar nada”.
Cabe destacar que desde 2010, la ley francesa prohíbe los
teléfonos celulares “durante cualquier actividad de enseñanza”, pero a partir
de ahora no podrán llevarlos consigo.

 PROS Y CONTRAS DE QUE LOS NIÑOS USEN APARATOS
ELECTRÓNICOS
:

Estamos viviendo la era
digital, pero, aunque algunos están a favor, existen algunos estudios que no.
Las tabletas y celulares son ahora tan fáciles de usar que un niño
de menos de tres años puede hacerlo sin problema, ya que no se requiere saber
leer o escribir para dominarlos. Pero
diversos estudios han probado que existen beneficios para los pequeños y otras
investigaciones han comprobado que no son tan recomendables, sobre
todo en los primeros años de vida.
Por un lado, los científicos han revelado que el uso frecuente de computadoras portátiles, tabletas y
teléfonos inteligentes pueden originar serios problemas de conducta y retrasos
en el desarrollo social de los niños y una marcada adicción a los “amigos digitales”
se evidencian cuando los niños alcanzan la edad escolar y socializan cada vez
menos.
No obstante, también se ha descubierto que existen factores positivos relacionados con la utilización de estos dispositivos, ya que varias de las aplicaciones formativas pueden ayudar a desarrollar áreas específicas del cerebro y, a la vez, calmar a los niños.
Por eso, los médicos insisten en que los padres deben limitar
seriamente el tiempo en que los niños utilizan los
dispositivos electrónicos y asegurarse de que ellos dediquen el tiempo
suficiente a dormir, leer e interactuar con adultos y otros niños.