Gobierno define nuevo proceso y requisitos para solicitar permiso especial de porte de armas de fuego.

• La Directiva presentada por el Ministro de
Defensa, Guillermo Botero, ordena la creación de comités evaluadores para
permisos de porte regionales y nacionales.

• Las personas
que sean objeto de comparendo por violar el artículo 27 del Código de Policía y
Convivencia Ciudadana verán restringida la eventual posibilidad de tener un
permiso especial de porte de armas, según la Directiva.

• La medida
será evaluada trimestralmente por parte de las Fuerzas Militares y la Policía
Nacional.

• Los ministros, concejales y funcionarios del Ministerio de Defensa Nacional ya no son objeto de excepción al momento de solicitar un permiso. Ahora deberán pasar por el mismo proceso de evaluación que cualquier persona natural.

Foto: Tomada de Mindefensa
Foto: Tomada de Mindefensa     

 -El Ministro de
Defensa, Guillermo Botero Nieto, presentó este miércoles la Directiva que
regula la suspensión al porte de armas en Colombia, y que deja claros los
requisitos para que se tramiten los permisos especiales de porte regional o
nacional.

El documento contiene los
lineamientos dirigidos a las autoridades militares para que, en un marco de
objetividad y uniformidad, adelanten el proceso de evaluación para una eventual
expedición de autorizaciones especiales de porte de armas.

En ese sentido, vale subrayar que
esta Directiva es consecuencia del parágrafo incluido en el Decreto 2362 del 24
de diciembre de 2018, por medio del cual el Presidente Iván Duque ordenó la
suspensión general de los permisos para el porte de armas de fuego en todo el
territorio nacional, entre el primero de enero y el 31 de diciembre de 2019.

La Directiva reitera que en Colombia
el porte de armas está suspendido y que el monopolio de las armas es del Estado,
“por lo que la posesión o porte de las mismas no es un derecho. Es una
excepción”.

En ese contexto, “quienes deseen
portar un arma deben pasar por un proceso de evaluación y análisis que,
eventualmente, les da la posibilidad de tener un permiso de porte. Al estar
suspendidos estos permisos, solo quienes obtengan permiso especial podrán
portar un arma”.

Al respecto, el Ministro de Defensa,
Guillermo Botero, dio a conocer las novedades básicas de la Directiva: “¿Qué
tiene de novedad la Directiva? Se crean unos comités y se reduce la
discrecionalidad para el otorgamiento de los permisos”.

Al tiempo, el titular de la cartera
de Defensa afirmó que habrá comités evaluadores para la entrega de permisos
especiales regionales y nacionales.

Los comités
evaluadores de los permisos

En relación con los permisos
regionales, el Comité Evaluador estará conformado por el comandante de la
Brigada, el Jefe de Estado Mayor o sus equivalentes en las Fuerzas (Ejército,
Armada Nacional, Fuerza Aérea Colombiana), el Oficial de Inteligencia, el
Asesor Jurídico de la Unidad Militar y el Jefe de la Seccional de Control de
Armas. Según la Directiva, la supervisión del proceso estará a cargo del
Comandante de la División.

Por su parte, respecto a los permisos
nacionales, el Comité Evaluador estará integrado por el Jefe del Departamento
Control Comercio de Armas, Municiones y Explosivos, el Oficial de Planeación y
Evaluación del Departamento Control Comercio de Armas, Municiones y Explosivos
(DCCAE), el Oficial de Asuntos Nacionales del DCCAE, el Oficial de Seccional
Principal del DCCAE y el Asesor Jurídico del DCCAE. La supervisión será
responsabilidad del representante del Comando General de las Fuerzas Militares.

Entre los requisitos, la Directiva
ordena la respectiva consulta de antecedentes en la Sijín para el permiso
regional y, adicionalmente, en la Dijín para el permiso nacional.  

Además, exige el Registro Nacional de
Medidas Correctivas (comparendos por comportamientos que ponen en riesgo la
vida e integridad), y la consulta de anotaciones por procesos activos en la
Fiscalía General de la Nación.

Conductas objeto de
comparendo

Cabe anotar que las personas que sean
objeto de comparendo por violar el artículo 27 del Código de Policía y
Convivencia verán restringida la eventual posibilidad de tener un permiso
especial de porte de armas.

La norma contempla como
comportamientos que ponen en riesgo la vida e integridad de las personas las
siguientes conductas:

• Reñir, incitar o incurrir en
confrontaciones violentas que puedan derivar en agresiones físicas.

• Lanzar objetos que puedan
causar daño o sustancias peligrosas a personas.

• Agredir físicamente a personas
por cualquier medio.

• Amenazar con causar un daño
físico a personas por cualquier medio.

• Portar armas, elementos cortantes,
punzantes o semejantes, o sustancias peligrosas, en áreas comunes o lugares
abiertos al público. Se exceptúa a quien demuestre que tales elementos o
sustancias constituyen una herramienta de su actividad deportiva, oficio,
profesión o estudio.

• Portar armas neumáticas, de
aire, de fogueo, de letalidad reducida o sprays, rociadores, aspersores o
aerosoles de pimienta o cualquier elemento que se asimile a armas de fuego, en
lugares abiertos al público donde se desarrollen aglomeraciones de personas o
en aquellos donde se consuman bebidas embriagantes, o se advierta su
utilización irregular, o se incurra en un comportamiento contrario a la
convivencia.

En este momento –según cifras del
Ministerio de Defensa- en el país hay 289.262 personas que fueron objeto de
comparendo por violar alguna de estas conductas.

Habrá evaluaciones
trimestrales

Con el fin de garantizar el
cumplimiento de la norma, adicionalmente, la medida será objeto de evaluación
trimestral por parte del Comando General de las Fuerzas Militares, los Comandos
de Fuerza y la Dirección de la Policía Nacional, en coordinación con los
Comandantes de Brigada con seccional de control comercio de armas.

También vale resaltar que la
Directiva reduce el número de personas que ya no son objeto de excepciones. De
ahora en adelante, los ministros, concejales y funcionarios del Ministerio de
Defensa Nacional deberán pasar por el mismo proceso de evaluación que cualquier
persona natural.

El Ministerio de Defensa resaltó que
en la actualidad en Colombia hay 339.160 personas naturales con permiso para
portar armas y que todos están suspendidos.

De esos, en 2018 se concedieron 5.630
permisos especiales regionales y 1.197 permisos especiales nacionales, para un
total de 6.827 permisos especiales.

Esta cantidad corresponde al 0,015
por ciento del total de la población de Colombia (población estimada DANE de
45,5 millones de colombianos).

¡Tu opinión es importante!