Jóvenes de sectores vulnerables, del Oriente de Cali, se graduaron como Técnicos Auxiliares de Cocina.

Del programa han hecho parte 290 estudiantes.

Una iniciativa de la Fundación GdO y el Centro de Capacitación Don Bosco.

Las Sirenas Negras del Mar, historia de emprendimiento.     –

 21 jóvenes de sectores
vulnerables, del Oriente de Cali, se graduaron este año del programa Cocina
Para Todos, como Técnicos Auxiliares de Cocina.

Con este grupo de graduandos, este programa completa 290 jóvenes formados desde el año 2008, cuando desde la Fundación GdO, Gases de Occidente, y el Centro de Capacitación Don Bosco se creó esta iniciativa para contribuir a la inclusión productiva de los jóvenes con menos oportunidades.

“El Programa Cocina para Todos, es el
testimonio de personas que admiran, respiran y sienten la cocina,
convirtiéndose en el principal ingrediente para llegar a ser Técnicos
Auxiliares, que en el día a día van forjando un lugar en el mundo gastronómico
como aporte a la sociedad. Gracias a ello, hoy tenemos un nivel de
empleabilidad del 90%”, sostiene Odilia Mayorga, Jefe de la Fundación GdO,
Gases de Occidente.

Los estudiantes que hacen parte de
Cocina para Todos reciben conocimientos de reconocidos chef como Vicky Acosta y
Maura Caldas, en cocinas del mundo,  ética y valores y trabajo social,
entre otros, y formación práctica a través de la atención de eventos como el
Encuentro de la Andi en el Centro de Eventos Valle del Pacifico; Encuentro de
Fundaciones Empresariales; Congreso Gastronómico de Popayán Cocinando
Esperanza;  Maridaje, en Medellín; Pacífico Cocina; Petronio Álvarez y
Sabor Barranquilla, entre otros.

HISTORIA CON AROMA A PACÍFICO

Cientos de historias se han tejido a
lo largo de los años en el programa Cocina Para Todos, que han derivado en la
creación de emprendimientos como la atención de eventos, restaurantes y puestos
de comidas rápidas gourmet.

Un ejemplo de ello es el restaurante las Sirenas Negras del Mar, ubicado en el barrio El Paraíso, en el Oriente de Cali, donde ofrecen los platos más variados de la gastronomía del Pacífico.

Allí, el ceviche de camarón, el
encocado de langostino y el sancocho de pescado, entre otros, son preparados
por Maira Marinez, su mamá (Elizabeth Bermúdez) y su tía (Mariel Bermúdez), con
el apoyo de Rubén Dario Preciado, otro egresado del programa.

Las Sirenas Negras del Mar se gestó
como un proyecto de grado, hoy es un lugar donde se resalta lo mejor de la
comida de mar, con productos que llegan directamente de la costa a la mesa, sin
ningún intermediario ni ningún tipo de congelación o alteración de los
alimentos. 

Ellos aplican los conocimientos que
recibieron en Cocina para Todos, donde les enseñaron a conservar la tradición
de la gastronomía del Pacífico y entienden el valor de la relación directa con
los pescadores, por ello sus pedidos para suministros se hacen con dos días de
anticipación antes de la jornada de pesca para garantizar su frescura.

Gracias al tiempo de trayectoria y
las experiencias adquiridas, Cocina Para Todos pasó de ser un curso, a un
programa que cuenta con tres proyectos: formación técnica, trabajo con
comunidad y el negocio social de catering, que recibe mentoría de la Fundación
Yunus para fortalecer la unidad productiva.

“La cocina es una de las actividades
humanas que reúne e integra algo tan cotidiano: la necesidad de alimentarse,
con algo tan sustancial como es reflejar una cultura, compartir los secretos de
la historia, o por qué no, expresar la fusión de la novedad y la tradición”,
afirma Florisalba Mosquera, Coordinadora del Taller de Cocina para Todos y
portadora de tradición del Pacífico.

¡Tu opinión es importante!