ONU rechaza objeciones a Ley Estatutaria de JEP.

Por medio de una carta dirigida a Antonio Guterrez, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), exmiembros del equipo negociador del Estado Colombiano, integrantes del movimiento político Farc, congresistas de diversas formaciones políticas, exministros, víctimas, académicos y líderes de la sociedad civil, expresaron su preocupación ante las objeciones del presidente de la república Iván Duque a la Ley Estaturaria que regula la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En la carta que fue firmada por 100
académicos y políticos, entre ellos Humberto de la Calle y Rodrigo Londoño
(‘Timochenko’), y enviada un día después que el presidente Duque anunciara
la objeción a seis artículos de la Ley Estatutaria de la JEP, los firmantes
expresan su preocupación y señalan que con esta decisión del Presidente de la
República “se está lesionando gravemente el acuerdo”.

 “Le expresamos nuestra profunda preocupación
por los intentos de lesionar gravemente la implementación del Acuerdo, la
estructura y el funcionamiento de la JEP, así como el sistema diseñado para
honrar los derechos de las víctimas. Somos conscientes del significado que
tiene para nuestro país y para el mundo el éxito del proceso de paz y de su
modelo de justicia transicional. Por todas estas razones, pedimos que en el
próximo informe de la Misión de Verificación de la ONU al Consejo de Seguridad
se dé cuenta de los hechos mencionados en esta misiva “, se lee en la carta.

Además, fueron enfáticos en afirmar
que para que la JEP logre su objetivo de llamar a los responsables de
crímenes de lesa humanidad, de guerra y, en general, de graves violaciones a
los Derechos Humanos a rendir cuentas judiciales, debe contar con todas las
herramientas institucionales, financieras y legales que necesite de acuerdo con
la envergadura de su tarea. De lo contrario, dicen, habría riesgos para el
ejercicio de sus competencias y podrían presentarse escenarios en que la falta
de herramientas jurídicas favorezca la impunidad y limite la garantía de los
derechos de las víctimas.

Al final de la misiva,
los firmantes piden al secretario de la ONU a que siga
desarrollando una estricta observación a los acuerdo de paz.

¡Tu opinión es importante!