Presento mis respetos a la nueva “virosis”… el coronavirus o Covid-19 .

Por: ENVER JERONIMO VELASCO GARCIA.

Amo la vida, amo a mi familia, amo a mis amigos, amo mi trabajo, amo a Quilichao y le tengo miedo a la muerte. No me quiero morir todavía, y menos de esta manera, menos por esta “virosis”, todavía tengo mucho por vivir, mucho por dar; y por eso le presento mis respetos a esta nueva “virosis”…el Coronavirus o COVID-19.

Hoy, martes 24 de marzo de 2.020, día en que entra en vigencia el decreto del inicio del Aislamiento Preventivo Obligatorio – A.P.O. –  que el señor presidente Iván Duque promulgó para toda Colombia para evitar la propagación del virus Coronavirus, he decidido escribir este artículo; para exponer mis ideas, mis pensamientos y mis “puntos” de vista sobre este tema tan complejo.

  • Quiero dejar claro que no soy un experto en estos temas epidemiológicos, por eso en ocasiones haré uso de mis conocimientos científicos, de mi experiencia administrativa y hasta de mi sentido común.
  • Voy a tratar de no “perderme” en los análisis sobre el origen y los efectos económicos de esta enfermedad. La verdad, por ahora, no me interesa saber si el virus lo creó China, Estados Unidos, Irán o cualquier otro país. tampoco me interesa saber si la aparición de esta “virosis” es una estrategia diseñada por algunos “poderosos” del mundo para reducir la población mundial. Tampoco me interesa saber si es una conspiración económica de los países económicamente más fuertes para volver a los países más pobres de lo que somos ahora. Ya habrá tiempo para ocuparme de esos “detalles”. Lo que verdaderamente me interesa es salir de esta situación, me interesa saber que debemos hacer para salir de esta “virosis”. Por ahora, me interesa vivir, sobrevivir.
  • En estos momentos en que la humanidad esta siendo afectada y atacada por esta “virosis” del Coronavirus, es necesario decir que ningún país estaba preparado para atender clínicamente a los pacientes que resulten infectados por esta enfermedad, en Colombia no estábamos, y por lo que se “ve” que está pasando en Italia y España, hoy en día; ni en Colombia ni en Santander de Quilichao tampoco estamos preparados. Debemos tener claro que esta enfermedad NO es una simple gripa. Todos los ciudadanos estamos en riesgo de contraer la enfermedad el Coronavirus, unos tenemos más riesgo que otros, pero a todos nos puede dar o nos dará la “virosis”. Debemos prepararnos para las situaciones que se nos puedan presentar en los siguientes meses. Tengo la certeza de que superaremos esta situación…esto también pasará.
  • En teoría jurídica todos los Derechos son igualmente importantes, pero esta “virosis” hizo que la realidad jurídica cambiara, hoy en día el Derecho más importante de la ciudadanía es el Derecho a la vida. Puedo estar equivocado en este análisis, pero considero que ante el riesgo inminente de morir por el contagio de la “virosis” del Coronavirus, opino que el Derecho a la Vida, el “Derecho a Sobrevivir” se puso por encima de los demás Derechos sociales. El Derecho a Vivir está por encima del Derecho a la Educación, del Derecho a la Movilidad, del Derecho al Libre Desarrollo de la Personalidad, del Derecho a la Rumba y a las Fiestas, del Derecho a la Recreación, y de los demás Derechos civiles y sociales, individuales y colectivos. Por lo tanto todos debemos velar por nuestro Derecho a Vivir, siguiendo las indicaciones del Aislamiento Preventivo Obligatorio – A.P.O. –. La vida no tiene precio.   
  • El Coronavirus hizo que nuestras prioridades en la vida hayan cambiado, aunque todavía hay ciudadanos que no creen que esta enfermedad exista, algunos dicen que esta enfermedad solo le da a los ricos, otros dicen que solo le da a algunas etnias, otros dicen que de algo se tiene que morir uno, otros simplemente no quieren aceptar como cierta esta situación. Todos estos comentarios, son solo esos comentarios pues no tienen argumentos; las personas que usan estos comentarios son unos irresponsables con sus vidas, con las vidas de sus familiares y con las vidas de los demás ciudadanos.
  • Aquellos ciudadanos que se niegan a aceptar la existencia de esta “virosis”, o a los que les da rabia de que les haya cambiado su rutina de vida, o a los que nos da miedo morir; los invito a que aceptemos al Coronavirus y nos preparemos para evitar su contagio, cambiemos nuestros hábitos de vida, para que en unos meses hayamos podido superar esta “plaga” y aprendamos de esta lección y cambiemos nuestros estilo de vida.
  • Se debe seguir garantizando la prestación de los servicios esenciales, el agua y el aseo desde Emquilichao, la energía eléctrica desde la C.E.O., las comunicaciones desde las distintas empresas de telefonía, la seguridad con la Policía y el Ejército Nacional, la atención en salud desde las E.P.S.’s, I.P.S.’s, y sobre todo el suministro de víveres, alimentos y productos de aseo de primera necesidad.
  • Es momento de agradecer a todo el personal de salud del hospital Francisco de Paula Santander, de las E.P.S.’s, de las I.P.S.’s, a la Policía Nacional, al Ejercito Nacional, a los comerciantes y empresarios, a los funcionarios y servidores públicos y a la ciudadanía que está acatando las indicaciones de bioseguridad.
  • Opino que se debería contratar un equipo de asesores con experiencia en situaciones epidemiológicas, para que suministre la información técnica para que se tomen las decisiones; que permitan minimizar los riesgos y las afectaciones en la vida de los Quilichagûeños.
  • Se debe comprar equipos de ventilación mecánica, para poder atender a los pacientes que ingresen y sean diagnosticados positivamente como portadores del virus de Coronavirus.
  • Aunque en el hospital Francisco de Paula Santander no tenemos una Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, se debería capacitar a un personal del hospital en el manejo de estos equipos de ventilación mecánica, que darían el soporte vital a las personas infectadas por el Coronavirus.
  • Podrían conformarse unos equipos de apoyo sicosocial para que realicen visitas a los hogares y a las viviendas de los ciudadanos de Quilichao, o por medios tecnológicos; para que nos ayuden y nos apoyen dándonos herramientas y estrategias para sobrellevar este aislamiento, y evitar situaciones clínicas de otro tipo.
  • Se debería ir adelantando un plan de contratación de un nuevo personal médico, de enfermeros y auxiliares de todo nivel; para tener un tener listo un personal capacitado y cualificado para atender cualquier eventualidad de grandes proporciones relacionada con el Coronavirus.
  • Creo que se debería ir definiendo un sitio alterno al hospital Francisco de Paula Santander, para ir adecuando su infraestructura, para la atención de los posibles pacientes infectados.
  • De igual manera pienso que se debería oficiar al Ejercito Nacional para que envíe un contingente militar para apoyar las acciones de seguridad de los ciudadanos de Quilichao.
  • Se debe hacer gestión con Entidades, Organismos e Instituciones Nacionales e Internacionales para conseguir recursos, materiales, insumos para atender esta situación del Coronavirus.
  • Que los padres de familia se hagan cargo de sus hijos dentro de sus casas, que los pongan a leer libros interesantes, a ver películas interesantes; que realicen actividades creativas que los pongan a desarrollar su imaginación, que repasen los temas que alcanzaron a desarrollar en clase con sus maestros, y los que puedan que avancen conceptualmente en los temas pendientes. Que los hijos ayuden, para que “aprendan”, en los oficios de la casa. Que no dejen salir a los hijos a jugar en la calle, como si nada pasara…esto es delicado; y los padres de familia deben asumir con responsabilidad esta tarea desde la casa. Esto les “toca” a ellos.
  • Este NO es momento para hacer fiestas o asados en las casas, ni para irse de piscina o al rio, debemos acatar las indicaciones de aislamiento social, sin enojarnos con el Gobierno Nacional, Departamental o Municipal por las medidas que tomen para preservar el orden social, sin molestarnos con los vecinos que les lleguen a llamar la atención por su mal comportamiento ciudadano.  
  • Considero que la humanidad no está riesgo de extinción, nuestro sistema inmunológico va a desarrollar su propio mecanismo de defensa, que se va a potenciar con el desarrollo de las vacunas; pero nos vamos a tomar unos meses para este proceso. El ser humano ha superado muchas enfermedades, está también la superaremos; porque tenemos una gran capacidad de adaptación biológica a estas situaciones. Espero que los humanos aprendamos varias lecciones de esta situación y mejoremos algunas de nuestras acciones y nuestros comportamientos en relación a nuestro estilo de vida.
  • Nadie, pero nadie puede decir que no sabe lo que esta pasando con la “virosis” del Coronavirus, por eso nadie debería hacerse el “vivo”, el avispado o el avivato.  
  • Vienen tiempos muy difíciles. Debemos tomar conciencia ciudadana colectiva ya mismo. Todos vamos a tener que sacrificarnos.
  • Debemos poner a funcionar nuestro sentido común, NO hagamos lo que sabemos que no debemos ni tenemos que hacer, y hagamos lo que sabemos que debemos y tenemos que hacer. Simple.
  • Asumamos este momento de crisis con seriedad, con responsabilidad, con fortaleza, con energía, con solidaridad, con disciplina y con fe; oremos para que Dios nos bendiga a todos. Como nos lo indica el Papa Francisco, mañana miércoles 25 de marzo a las 12 m, rezaré el Padre Nuestro.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión del Magazín CNC.