Se fortalece el monitoreo, reporte y verificación de gases efecto invernadero en Colombia.

Alrededor de tres millones de
dólares se invierten en la consolidación del sistema nacional de monitoreo
reporte y verificación (MRV) para el sector agricultura, silvicultura y otros
usos de la tierra (AFOLU).
 

Con recursos donados por Noruega, Suecia y Suiza por 2.992.233 dólares y desembolsados a través del Fondo Colombia Sostenible (FCS), se viene ejecutando una cooperación técnica para consolidar el sistema nacional de Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV) para el sector agricultura, silvicultura y otros usos del suelo (AFOLU por sus siglas en inglés). 

El
propósito es fomentar la promoción de prácticas apropiadas para la reducción de
emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) e implementar medidas para frenar
la deforestación en el país durante los dos años que tardará la ejecución de la
iniciativa.

El
proyecto se viene ejecutando tras la firma de un convenio entre el Banco Interamericano
de Desarrollo -administrador del FCS-, el Instituto de Hidrología, Meteorología
y Estudios Ambientales (IDEAM) -entidad beneficiaria- y el Fondo Patrimonio
Natural -agencia ejecutora-. Este último aporta una contrapartida local de
539.000 dólares.

Este
es un esfuerzo conjunto entre Colombia y la comunidad internacional para dar cumplimiento
a los compromisos adquiridos, tras la firma de la Declaración Conjunta de
Intención (DCI).

¿Por qué es importante
invertir en MRV?

Ante
el requerimiento internacional de entregar reportes cada vez más frecuentes,
transparentes y robustos, esta iniciativa es una oportunidad sin precedentes en
Colombia para hacer seguimiento al grave problema de deforestación en el país y
a las acciones de reducción de emisiones de GEI en el sector AFOLU que apoyan la
lucha contra el cambio climático.  Con
esto, se contribuye a subsanar vacíos de información.

Este
proyecto permitirá tener información sobre causas y agentes de la
transformación de la tierra en cuanto a actividades, actores y sus razones para
transformar bosques, establecer cultivos u otras actividades productivas.

¿Qué acciones se
desarrollarán?

Se
realizará monitoreo al uso, cambio de uso y manejo de la tierra y dinámicas
agropecuarias en el territorio nacional con el objetivo de generar información
explícita que evidencie sus causas y agentes de cambio.

Se
desarrollarán acciones de monitoreo de carbono (CO2) con el
propósito de generar factores de emisión de alta precisión para estimar las
emisiones del sector AFOLU. Entre tanto, los gases diferentes al CO2
también serán monitoreados en actividades agrícolas y pecuarias, con el fin de
desarrollar capacidades institucionales para identificar sus factores de
emisión. 

¿A quiénes beneficia?

Los
principales beneficiarios son el gobierno nacional y los gobiernos locales, actores
que podrán acceder con mayor facilidad y prontitud a información específica, transparente
y pertinente para la toma de decisiones relacionada con la planificación de uso
del suelo, la promoción de prácticas apropiadas para la reducción de emisiones
de Gases Efecto Invernadero (GEI) y la implementación de medidas para reducir
la deforestación.

¡Tu opinión es importante!