Tres temas urgentes de Popayán

Por:
   Santiago Zambrano Simmonds     –

            zambrano_santiago@hotmail.com   –

El
haber escrito por más de 25 años asuntos de región, residir la mayoría de mi
vida aquí, participar en marchas y movimientos en defensa del Cauca me da la
tranquilidad de exponer temas con diáfana sinceridad independientemente de que
he hecho pública mi intención de ser candidato a la Alcaldía de Popayán.

Así
las cosas considero entonces que la presente administración municipal con
urgencia debe atender los siguientes temas:

  1. Demanda Hermanos Solarte:

Después
de revisar la información disponible en los portales públicos CHIP, Marco
Fiscal de Mediano Plazo e Informe de Viabilidad Fiscal, estimo que la
información financiera reportada por el Municipio de Popayán, sobre éste
menester no ha tenido la importancia necesaria. Me explico: Las provisiones por
contingencias reflejadas en los estados financieros a 31 de diciembre de 2018
por valor de 53.000 millones, no incluye la totalidad del fallo y se desconoce
qué porcentaje del litigio está incluido pues las notas generales a los estados
contables no figuran en el CHIP desde el año 2.015. Ahora bien teniendo en
cuenta que éste pleito se ha perdido en todas las instancias es prudente y
necesario que en los estados financieros que Popayán reportará el próximo 30 de
junio provisione el valor total del fallo independientemente de la estrategia
legal que implementará.

Informes
que expresen la realidad financiera de una entidad en el presente y sus
proyecciones son una herramienta útil para proyectar un real horizonte que
traspase los cuatro años de una administración y quién ocupe el cargo de alcalde
debe tener la generosidad y responsabilidad de reportar razonablemente la
realidad.

Ahora
bien debe reconocerse que Popayán no está cerca de una iliquidez pero también
es necesario que la municipalidad debe informar siempre con total honestidad y
claridad la realidad financiera, pues jamás nos podemos volver a permitir caer
en ley 550, recordemos que durante esos años se hizo poca inversión pues la
prioridad era pagar pasivos y los resultados en atraso son evidentes.

  •  El Ortigal, la
    planta de tratamiento de aguas residuales y su mega colegio.

Cuando
se presentó el proyecto de vivienda El Ortigal, muchos ciudadanos lo recibimos
con complacencia porque servía para paliar un poco el déficit de vivienda
existente. Luego supimos que para construirlo en ese lugar olímpicamente modificaron
el POT y los efectos de esa decisión fue echar por la borda el trabajo de más
de 15 años concerniente a la pre-inversión y construcción de la planta de
tratamiento de aguas residuales de Popayán. La administración municipal debe
insistir en éste proyecto haciendo las modificaciones técnicas necesarias sin
impactar negativamente a los habitantes del sector.

Y
para rematar, ya escogido el lugar y pese a haber área suficiente cercana al
proyecto, la Gobernación quien era la responsable del lote para el colegio
inexplicablemente decidió construirlo al otro lado del Río Cauca implicando
semejante absurdo, la construcción de un puente y vías adicionales que hoy,
cuando el colegio está terminado desde el año pasado, aún no existen. Lo cierto
es que por la falta de uso esas instalaciones se están deteriorando,
perjudicando a la población infantil.

  • Barrio Junín y el Río Ejido

Camina
uno por la calle segunda del barrio Junín y el aspecto de las casas por fuera
es agradable y normal, pero al entrar a ellas el panorama es desgarrador, el
Río Ejido por falta de mantenimiento de su cauce impacta directamente sobre el
talud de tal manera que paulatinamente se ha ido derrumbando al punto que esas viviendas
de más de 30 años, que pagan predial están a centímetros de un abismo de más de
15 metros de altura.

Sus
habitantes como es lógico están muy preocupados, el riesgo es inminente y no ha
habido hasta ahora respuesta a su clamor de auxilio. Ojalá el Señor Alcalde así
como obró bien en el caso del Anarkos para prevenir un posible colapso, de
igual manera intervenga en éste sector, brindando una solución pronta por lo
apremiante de la situación. Ni el Cauca ni Popayán merecen pasar por lo
recientemente acaecido en el cerro Broncazo de Rosas, tragedias evitables.

¡Tu opinión es importante!